El Programa de Tratamiento a Familias atiende a casi 12.400 menores en situación de riesgo en Andalucía

Firma de convenios para los Equipos de Tratamiento Familiar
JUNTA
Publicado 20/04/2018 12:06:31CET

GRANADA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía garantizará el Programa de Tratamiento a Familias, que atiende actualmente a cerca de 12.400 menores en situación de riesgo o desprotección en la comunidad autónoma.

Así lo ha indicado la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, tras la firma del acuerdo que dará continuidad al programa para 2018 y 2019 con la Diputación de Granada y los ocho municipios de la provincia de más de 20.000 habitantes: la capital, Almúñecar, Armilla, Baza, Guadix, Loja, Maracena y Motril.

La responsable andaluza de las políticas sociales ha asegurado que "la infancia es uno de los sectores prioritarios para el Gobierno andaluz" para que todos los niños "cuenten con las mismas posibilidades".

Para ello, Andalucía destina al programa este año casi 13,7 millones de euros de los que algo más de 1,6 millones corresponden a la provincia de Granada, importe que supone casi el 12 por ciento del total.

Sánchez Rubio ha explicado que el programa va dirigido a familias con menores a su cargo en situación de riesgo o desprotección, aquellas en las que se hayan detectado situaciones de violencia familiar que afecten a los menores y aquellas otras con las que se hayan adoptado medidas protectoras para facilitar la reunificación familiar.

La continuidad de estas políticas desde 2001, que en estos años han triplicado aproximadamente su presupuesto, ha facilitado un descenso de los menores tutelados en un 6,3 por ciento entre 2015 y 2017.

La consejera ha detallado que, a través de este programa, se facilita a las familias con menores en situación de riesgo "un tratamiento específico e integrador para la adquisición de pautas rehabilitadoras que compensen la situación de desprotección que pueda afectar directa o indirectamente al bienestar" de los menores.

De este modo, se pretende "preservar sus derechos y promover su desarrollo integral en su medio familiar, normalizando su situación", así como "posibilitar su retorno a la familia de origen, en aquellos casos en los que, tras la adopción de una medida de protección, se contemple la reunificación familiar como la alternativa prioritaria y más adecuada para los menores".

Sánchez Rubio ha recordado que el programa se ejecuta a través de los 143 Equipos de Tratamiento Familiar que hay en Andalucía, integrados por 459 profesionales de las áreas de la psicología, el trabajo y la educación social, además de 91 personas coordinadoras de las entidades locales.

GRANADA Y PROVINCIA

En la provincia de Granada, hay 18 equipos de los que once corresponden a la capital y el resto a los municipios de Almuñécar, Armilla, Baza, Guadix, Loja, Maracena y Motril. Estos equipos atienden cada año en la provincia a casi 700 familias y unos 1.500 menores en su mayoría por encontrase en situación de riesgo social, según los datos disponibles a fin de 2016. En Andalucía, los Equipos de Tratamiento Familiar han atendido a 12.398 menores y a 6.421 familias.

Por último, Sánchez Rubio ha agradecido "el trabajo, comprometido y altamente cualificado", que llevan a cabo los profesionales, así como "la inestimable colaboración de la Diputación Provincial de Granada y de los Ayuntamientos firmantes".

El presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, ha agradecido a la Junta la renovación de estos convenios en una materia "importante para el municipalismo", habida cuenta del trabajo que se desarrolla para el abordaje, "día a día, de los problemas sociales pueblo a pueblo".

Es una tarea que tiene una "incidencia directa en la mejora de la situación de la infancia" gracias a "políticas inteligentes" que, en el caso de la institución provincial, suponen una inversión de 1,2 millones de euros, ha detallado Entrena.

En el acto también han intervenido el alcalde de Loja, Joaquín Camacho, que ha llamado a las administraciones nacional y autonómica a "priorizar" el gasto social, y el regidor de Armilla, Gerardo Sánchez, quien ha hecho hincapié en la importancia de estas políticas pues "cuando hay un caso de desamparo toda la sociedad se alarma" pero la mayoría se evitan.