Cerca de 200 personas con diabetes se benefician de los nuevos sistemas para controlar los niveles de glucosa

Actualizado 20/08/2018 20:12:56 CET

JAÉN, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los nuevos sistemas de monitorización de glucosa para el control de la diabetes, denominados 'flash' y 'bomba-sensor', benefician ya en la provincia de Jaén a 188 personas con diabetes tipo 1, lo que les permite mejorar su calidad de vida y la de sus familiares.

La sanidad pública andaluza incorporó el pasado mes de abril esta prestación a su cartera de servicios, que supondrá este año una inversión adicional por parte del Gobierno andaluz de 3,5 millones de euros en toda la comunidad autónoma.

En concreto, según ha informado este lunes la Junta, el sistema 'flash', que en la provincia jiennense beneficia ya a 183 menores entre cuatro y 18 años de edad, es una alternativa a la glucemia capilar.

Consiste en un dispositivo implantado en la piel del brazo, que tiene un impacto directo en la calidad de vida de estos pacientes infantiles y también de sus familias, porque permite estimar el nivel de glucosa en sangre sin tener que realizar más de seis veces al día una punción en los dedos.

El dispositivo 'bomba-sensor' utiliza sensores conectados de forma permanente a dispositivos externos y dotados de alarmas, que permiten no sólo medir el nivel de glucosa, sino además suspender la infusión de insulina para prevenir o tratar una hipoglucemia. Cinco jiennenses con diabetes cuentan ya con esta nueva prestación financiada por el sistema sanitario público andaluz.

La formación de los pacientes, sus familiares y cuidadores es fundamental para utilizar estos dos sistemas, para lo que se llevan a cabo numerosos programas educativos específicos en los centros sanitarios públicos jiennenses, que además realizan un seguimiento de los resultados clínicos obtenidos con ellos.

Andalucía cuenta con un Plan Integral para la Diabetes, que desde su puesta en marcha en el año 2003 ha contribuido a reducir de forma importante la mortalidad y complicaciones de esta enfermedad. Entre sus acciones, destacan el Programa de Detección Precoz de Retinopatía Diabética, que ha recibido el reconocimiento como 'Buena Práctica' por el Ministerio de Sanidad y por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta iniciativa contempla también la incorporación de tecnología innovadora para mejorar la atención a los pacientes, como los dos nuevos sistemas incorporados desde el pasado mes de abril, y siempre con el consenso de los profesionales sanitarios.