Convocados los I Premios a la Artesanía en Andalucía para potenciar un sector con 20.000 empleados

El consejero Javier Carnero en taller de bordados Juan Rosén
JUNTA
Actualizado 17/01/2018 15:06:33 CET

MÁLAGA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero, ha informado este miércoles en Málaga sobre la primera convocatoria de los Premios a la Artesanía en Andalucía, que tienen como objetivo prestigiar el sector artesanal andaluz, que cuenta con más de 7.000 empresas, emplea a unas 20.000 personas "y es bonito y pujante".

Asimismo, se pretende reconocer los méritos de aquellas empresas que destaquen por su adaptación al mercado y capacidad de innovación y divulgar la labor de los artesanos de la comunidad y se ponen en marcha como "un revulsivo necesario para el sector, para que tenga continuidad", ha dicho Carnero.

La creación de estos galardones se enmarca dentro del II Plan Integral para el Fomento de la Artesanía en Andalucía, iniciativas a través de las cuales la Junta busca recuperar la importancia cultural, social y económica de esta actividad y mejorar el acceso de las empresas al mercado, a la vez que se potencia su capacidad como generadora de empleo.

Carnero, que ha presentado estos premios en el taller de bordados Juan Rosén en Málaga capital, ha destacado la relevancia del sector en Andalucía, señalando que las 7.000 empresas representan "más del 18 por ciento de todas las compañías artesanas españolas". Además, ha dicho que esas 20.000 personas a las que emplea en la comunidad suponen el 20 por ciento a nivel nacional y el 8,7 por ciento del empleo industrial.

En este sentido, ha incidido en que este porcentaje es bastante superior a la media del resto de comunidades autónomas, que se sitúa en el 4,3 por ciento; y es que, ha destacado, Andalucía "se ha consolidado en los últimos años como una de las principales regiones en este sector y cuenta actualmente con el mayor número de talleres artesanales del país, unos 2.500".

El consejero ha explicado que el sector está formado sobre todo por pequeñas empresas "que se han nutrido mucho de la formación de talleres de empleo y escuelas taller", incidiendo en que es un "sector vital en el momento en el que crea más de 20.000 empleos, por lo que es fundamental que sigamos apostando por él".

Asimismo, ha apuntado que "no significa una cuantificación importante" dentro del sector del comercio, "de ahí que el apoyo de la Junta de Andalucía quiera ser más relevante para que vaya teniendo importancia en el sector económico".

Carnero ha indicado que la región tiene "uno de los repertorios de oficios más extensos", con 159 que recogen "la identidad cultural de la zona en que se desarrollan, contribuyen a preservar el patrimonio etnológico y favorecen otras actividades que generan riqueza y empleo, como son las culturales y turísticas".

La comunidad cuenta ya con 49 maestros artesanos reconocidos y diez Zonas de Interés Artesanal, que engloban a 201 talleres: Macael-Valle del Almanzora (Almería); el territorio integrado por Ubrique, El Bosque, Benaocaz y Prado del Rey en la provincia de Cádiz; La Rambla, Castro del Río, Córdoba y Los Pedroches en Córdoba; Valverde del Camino (Huelva); Granada capital; la localidad malagueña de Vélez-Málaga y el municipio jiennense de Úbeda.

En total existen 34 talleres declarados Puntos de Interés Artesanal, más diez próximas declaraciones, por lo que el número se elevará a 44, que son ocho de Almería, tres de Cádiz, seis de Córdoba, cinco de Granada, cuatro de Huelva, otras tantas de Jaén, 12 de Málaga y dos Sevilla. Además, la Junta tiene concedidos 18 distintivos de 'Andalucía, Calidad Artesanal', que certifican el valor y procedencia de los productos.

CUATRO MODALIDADES

Los premios, que no tienen dotación económica y a cuya primera edición se pueden presentar candidaturas hasta el 8 de febrero inclusive, tienen cuatro modalidades. En primer lugar, el Premio Andaluz a la Artesanía distingue una trayectoria y el conjunto de una obra consolidada, que se hayan traducido en aportaciones significativas a la cultura y pervivencia del oficio.

Por su parte, el Premio Andaluz a la Obra Singular reconoce la mejor pieza de artesanía, ya sea de carácter utilitario, decorativo o artístico. La obra tiene que haber sido realizado, como máximo, en los tres años anteriores a la fecha de publicación de la convocatoria de los premios.

En tercer lugar, el Premio Andaluz a la Innovación y la Investigación en Artesanía está destinado a galardonar las obras y los trabajos sobre temas de artesanía, estudios sobre diseños aplicados a la misma, sobre innovación en procesos tecnológicos o sobre sostenibilidad en el uso de los materiales, en la gestión de los residuos y en las técnicas aplicadas. Estos trabajos habrán sido realizados, como máximo, en los dos años anteriores a la fecha de la convocatoria.

Por último, el Premio Andaluz a la Calidad en la Promoción y Comercialización de la Artesanía reconoce los programas, campañas o iniciativas de fomento de la artesanía andaluza, finalizadas, al menos, en el año anterior a la publicación de convocatoria y que hayan contribuido al prestigio y la visibilidad de la artesanía en la sociedad.

Los Premios a la Artesanía de Andalucía se convocarán anualmente y serán fallados por un jurado compuesto por miembros de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio y representantes empresariales, sindicales y de las asociaciones de consumidores, así como del sector artesano.

En cuando al taller de bordados donde se ha presentado estos premios, Juan Rosendo Rodríguez Romero fue nombrado por la Junta maestro artesano en 2011 y su estudio está declarado Punto de Interés Artesanal desde 2014. Desde finales de los años 70, ha realizado numerosos encargos y trabajos para cofradías e instituciones de toda España, gracias a su conocimiento de las técnicas de bordado en oro y a su capacidad para unir tradición y renovación en un estilo original.

Ha contribuido "notablemente" a la conservación de un oficio que se encontraba "en riego de extinción", y casi desaparecido en la provincia malagueña, siendo el primer artesano en abrir un taller de bordado en oro en Málaga. Destacan obras como el manto de María Santísima de la O (Málaga), el terno de la Virgen de los Desamparados (Valencia) o la restauración de los ropajes de maceros y pendones del Ayuntamiento de Málaga.

Rosén ha desempeñado igualmente una importante labor docente, con clases en talleres escuelas, como ponente en numerosas conferencias y transmitiendo sus conocimientos a sus discípulos en su propio taller. También participa activamente en los actos de promoción del sector artesanal andaluz.