Área Sanitaria Sur de Sevilla potencia la cobertura de la vacunación en adultos como estrategia de salud pública

Estudio del Área Sanitaria Sur para potenciar la vacunación en adultos
HOSPITAL DE VALME
Publicado 20/02/2018 11:08:32CET

Un estudio analiza como factores influyentes las actitudes y conocimientos en medio millar de profesionales sanitarios

SEVILLA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Bajo la constatación del beneficio potencial de las vacunas en la población adulta, su baja cobertura en comparación con la vacunación infantil y el importante rol que desempeñan los profesionales sanitarios para conseguir una adecuada cobertura, el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla ha iniciado un estudio dirigido a detectar factores que puedan influir y permitan llevar a cabo estrategias más efectivas en salud pública.

La investigación se centra en una línea de estudio totalmente innovadora al analizar como factores influyentes aquellos asociados a la actitud de los profesionales frente a la vacunación en adulto, diferenciando para ello los roles de médicos y enfermería en cada nivel asistencial (atención primaria y atención hospitalaria). De este modo, según un comunicado, las conclusiones permitirán poner en marcha programas específicamente dirigidos que incorporen las características del contexto local, del nivel asistencial y la categoría profesional.

El equipo investigador tiene carácter asistencial integrado: está formado tanto por profesionales de atención primaria como de atención hospitalaria del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla. De un lado, el centro de salud 'Los Montecillos' de Dos Hermanas, y por otro lado, la Unidad de Gestión Clínica Interniveles de Prevención, Promoción y Vigilancia de la Salud del Hospital Universitario de Valme. Por su parte, la investigadora principal es la médica de familia y directora del citado centro de salud, Ana Palma Amaro.

Enmarcada en la convocatoria de Proyectos de Investigación e Innovación en el ámbito de la Atención Primaria del Servicio Andaluz de Salud, esta iniciativa enlaza con líneas prioritarias de investigación en Salud Pública. Persigue optimizar la práctica clínica actual a través de la identificación de factores que faciliten o entorpezcan la vacunación en adultos sanos y en grupos de pacientes especialmente vulnerables, dado el infra uso actual de vacunas.

ABORDAJE INVESTIGADOR INNOVADOR PARA MEJORAR LOS RESULTADOS EN SALUD

El punto de partida de esta investigación es, además de implicar a todos los profesionales sanitarios en la consecución de una cobertura de vacunación adecuada, subrayar la necesidad de conocer los factores determinantes (conocimientos, creencias y actitudes) que se relacionan con la recomendación y/o vacunación en población adulta. Ello permitirá identificar actitudes y conductas positivas hacia la vacunación en adultos y poner en marcha programas desde un abordaje nuevo orientado a aumentar la vacunación.

La investigación se basa en un estudio observacional descriptivo transversal mediante una encuesta anónima en papel, en la cual participan 494 profesionales de los diferentes dispositivos sanitarios del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla: centros de salud, centros periféricos de especialidades y Hospital Universitario de Valme. Profesionales que han sido seleccionados por procedimiento de muestreo sistemático de entre 1.580 profesionales que componen el total de esta área sanitaria.

La calendarización del proyecto comenzó en junio de 2017 con la selección de profesionales, envío de cuestionarios, recordatorio a los profesionales y recepción de cuestionarios. A continuación, entre marzo y abril se llevará a cabo la extracción de la información. Entre mayo y junio se mecanizarán los datos y, finalmente, entre agosto y octubre se desarrollará el análisis estadístico.

La recogida de datos se hará mediante un cuestionario autocumplimentado en formato papel, que consta de tres partes. Una primera en la que se recogen datos profesionales y sociodemográficos; una segunda parte sobre conocimientos, percepción y opinión en diferentes aspectos relacionados con vacunas y valoración global, y una tercera parte que consta de cinco preguntas que recogen la actitud del profesional con sus pacientes.

LAS VACUNAS NO SON SÓLO COSA DE NIÑOS

La vacunación está valorada por los especialistas en una de las medidas de mayor impacto en salud porque disminuye la carga de enfermedad y la mortalidad de origen infeccioso. Sin embargo, como apunta la preventivista María José Pérez Lozano (directora de la Unidad de Gestión Clínica de Prevención, Promoción y Vigilancia de la Salud del Hospital Universitario de Valme), "las vacunas no son sólo cosa de niños. Los adultos también necesitan vacunarse para proteger, tanto su salud, como la de quienes les rodean".

En este sentido, y ante la baja cobertura de vacunas en adultos frente a la etapa infantil, Pérez Lozano advierte que "los adultos deben mantener actualizadas sus vacunas pues la inmunidad que ofrecen las dosis de la infancia puede disminuir con el transcurso de los años".

El beneficio potencial de las vacunas en población adulta es importante; más aún cuando existen enfermedades de base o tratamientos que comprometen la inmunidad (cardiopatías, enfermedades broncopulmonares, insuficiencia renal, esplenectomía, uso de productos biológicos, citostáticos, radioterapia, etcétera). En estos supuestos, la planificación de un calendario vacunal adaptado puede marcar una importante diferencia en los resultados globales en salud.

La principal intervención sobre calendario de vacunas en adulto son las campañas controladas por la administración sanitaria, pero en estas campañas sólo se incluyen la vacunación para gripe y neumococo, sin tener en cuenta otras vacunas recomendadas en edad adulta y especialmente en pacientes crónicos. Entre ellas destacan: triple vírica, tétanos, difteria, polio, hepatitis B, meningitis C y varicela.

Dado el carácter traslacional de este estudio, Ana Palma (directora de esta investigación) prevé que los resultados del estudio permitirán poner en práctica estrategias de mejora en la organización sanitaria. Concretamente, los investigadores persiguen transferir los resultados que se obtengan a la práctica clínica, aportando información para las estrategias de vacunación en la edad adulta, tanto en población sana como en aquella con determinadas patologías.