La Junta forma a bomberos, policías y técnicos de Protección Civil en la conducción de vehículos en una catástrofe

La ESPA forma en la conducción de vehículos
CONSEJERÍA DE JUSTICIA
Publicado 23/02/2018 19:10:07CET

SEVILLA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Bomberos, agentes de la Unidad de Policía Adscrita a la Junta y técnicos de Protección Civil han participado en un curso de la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA) con el objetivo de mejorar su formación para la conducción de vehículos durante una catástrofe.

Los profesionales han sido instruidos en este curso de la ESPA, dependiente de la Consejería de Justicia e Interior, en el manejo de los diferentes vehículos que se puedan necesitar durante un servicio de emergencia, la seguridad en esas maniobras de rescate y una mayor eficiencia en las tareas de auxilio.

Asimismo, la Consejería de Justicia ha informado en un comunicado que esta actividad se encuadra en el plan formativo anual de la Escuela de Seguridad Pública, que en 2017 instruyó a un total de 13.419 profesionales de los cuerpos de seguridad, emergencias y protección civil para mejorar el servicio que prestan a la ciudadanía.

El plan formativo de la ESPA incluyó durante el pasado año 246 actividades formativas sobre distintas facetas del ámbito de la seguridad y las emergencias en la comunidad andaluza, impartidas directamente por este organismo dependiente de la Consejería de Justicia e Interior o en colaboración con otras entidades públicas o privadas.

Además, la ESPA dio prioridad en el último plan formativo a la preparación del voluntariado de Protección Civil, que en el nuevo Reglamento General que regula su funcionamiento establece que estas personas han de superar obligatoriamente un curso de formación.

Igualmente, se ha potenciado la formación a través de Internet, mediante la creación de un espacio electrónico permanente de la ESPA que ha ofrecido contenidos de calidad a los que el alumnado ha podido acceder con mayor flexibilidad.

Otra de las novedades del plan formativo han sido las denominadas líneas estratégicas de formación, mediante las cuales se ha proporcionado a los profesionales encargados de la seguridad y las emergencias en Andalucía competencias específicas que les permitan resolver problemas y situaciones inherentes a su labor en el ámbito psicosocial, jurídico de intervención policial, tráfico, seguridad vial y socorrismo.