Gregory Porter no quiere que su hijo "pase por cosas" que él ha pasado por racismo

Gregory Porter con el responsable de comunicación del festival Jesús Torquemada.
EUROPA PRESS
Actualizado 25/07/2017 14:30:57 CET

Recomienda a Trump que sea "más sabio, más reflexivo y cuidadoso con la proyección en el exterior del poder americano"

SAN SEBASTIÁN, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vocalista de jazz Gregory Porter, que este martes actuará en el escenario de la plaza de la Trinidad en la clausura del 52 Heineken Jazzaldia de San Sebastián, ha mostrado su "preocupación" por el gobierno de EEUU liderado por Donald Trump y ha confesado que no quiere que su hijo "pase por cosas" que él ha tenido que pasar como consecuencia del racismo. "Hay racistas y se nos quiere hacer creer que ser racista está bien", ha lamentado.

En rueda de prensa en San Sebastián, Porter ha dado algunos detalles de su actuación de esta noche, a partir de las 20.00 horas tras Abdullah Ibrahim & Ekaya y Terence Blanchard y acompañado de Chip Crawford al piano, Jahmal Nichols al bajo, Emanuel Harrold a la batería, Tivon Pennicott al saxo y Ondre J. Pivec al órgano Hammond.

El artista estadounidense de color, preguntado por la situación política en los EEUU con la llegada al poder de Donald Trump, se ha mostrado "preocupado" al respecto y ha pedido al presidente norteamericano que sea "más sabio, más reflexivo y cuidadoso con la proyección en el exterior del poder americano".

"No quiero que mi hijo pase por cosas que yo he pasado", ha confesado, porque aún "hay racistas y se nos quiere hacer creer que ser racista está bien". Además, ha explicado que a través de su música busca "unir a la gente", lanzar un mensaje "universal" que sea interiorizado "para bien", con un efecto "positivo".

También se ha referido a su nuevo próximo disco, dedicado a Nat King Cole, del que puede que toque algunos temas esta noche pero "de forma espontánea". El artista ha explicado que tiene un repertorio "esencial" para sus actuaciones que combina con tres o cinco temas del último disco que haya sacado y que esté promocionando, siempre con el fin de "decir lo que uno quiere".

Esta será la tercera vez que Porter actúa en el Heineken Jazzaldia donostiarra donde ha confesado haber "hecho un sueño realidad" con su carrera artística. "He encontrado mi camino", ha afirmado, tras explicar emocionado cómo hace escasas horas ha podido saludar en el hall del hotel donde se hospeda al veterano Herbie Hancock, "con dos besos".

Porter ha señalado que la música "trasciende de nuestra vida, se te mete dentro y te ayuda a sonreír cuando tu corazón sangra y a vivir lo que debe ser la vida, amar y ser amado". También ha hablado de su "conexión emocional" con el saxofón y la relación especial que tiene con los saxofonistas con quienes tiene que haber "muy buena comunicación", porque tienen que hacer una versión melódica de lo que él está contando.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies