La Axega admite "colapso" en la ola de fuegos, pero defiende que se hizo "lo mejor posible"

Comisión de Incendios
EUROPA PRESS
Publicado 15/03/2018 20:01:59CET

El 112 dejó llamadas sin atender a pesar de aumentar "un 150%" su personal

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El gerente de la Axencia Galega de Emerxencias (Axega) , Marcos Araújo, ha admitido que hubo "colapso" y "descoordinación" durante la ola de incendios de octubre en Galicia, pero defiende que "se intentó hacer lo mejor posible", afirma, "cuando tienes una desgracia de esta dimensión en tan poco tiempo".

"Da igual lo que hubiésemos hecho y lo que hubiésemos aumentado el servicio para hacer frente a esa emergencia", sostiene el responsable de la Axega. Justifica esta afirmación en las "condiciones" climatológicas del fin de semana de los incendios y el grado de "intencionalidad" con más de 250 fuegos en 200 municipios.

De este modo, explica que "indudablemente que sí se vivió un colapso esos días, pero aquí y en cualquier emergencia de ese tipo". En este sentido, reconoce que no se mandaron medios a algunos ayuntamientos porque "se focalizaron en los fuegos que se tenían", y "no se tienen medios suficientes para tener esa movilización".

"Cuando tienes 256 emergencias puntuales con mandos por encima hasta llegar al mando único llega un momento en que la comunicación hace que tengamos descoordinación", ha razonado durante su intervención en la comisión parlamentaria de incendios.

"Creo que si los que estamos en esta sala empezamos a hacer transmisión de información del primero al último, cuando llegue al último la información no es la que salió del primero (*) eso es lo que pasa cuando tenemos una tragedia de esta índole con 256 focos de emergencia, donde hay medios operativos en cada foco, donde hay mandos intermedios en cada foco suministrando información aguas arriba hasta llegar a un mando único, y desde ahí se toman decisiones, pero las informaciones a veces llegan antes, a veces llegas después", ha proseguido en sus explicaciones.

Con todo, deja claro que "si no llega a haber ese mando único a nivel provincial seguramente se hubieran tenido más desgracias". "Salió bien, pudo salir bastante peor", asegura. "Con las condiciones que teníamos ese día y con la intencionalidad que teníamos ese día era muy difícil, por muy bien que lo quisiéramos hacer, que saliera bien", apostilla.

De tal modo, hace hincapié en que "no hay operativo que dé abasto" con más de 250 incendios, ni aunque sea "el mejor del mundo". Sí se muestra consciente de que es necesario "trabajar mucho más coordinados todos los agentes que trabajan en emergencias", para lo cual se avanza en "la integración" de todos los servicios, con la información "unificada".

LLAMADAS EN COLA Y QUE NO SE PUDIERON ATENDER

El gerente de la agencia encargada de la gestión de emergencias informa de que durante los "picos de actividad" en el 112 hubo llamadas que estuvieron "en cola" o que "no se pudieron atender". Se escuda en que otras comunidades como Valencia durante la gota fría o Madrid en el 11-M "también estuvieron saturados".

Entre el 14 y el 16 de octubre el 112 recibió 12.000 llamadas, se atendieron 908 incidencias de incendios, mientras hubo 1.758 movilizaciones de recursos. "Se intentó hacer lo mejor posible", sostiene.

Precisamente, después de que alcaldes se quejasen de que durante la crisis incendiaria ni recibiesen respuesta del teléfono de emergencias, Araújo ha remarcado que desde noviembre de 2017 existe un "servicio prioritario" para que los regidores sean atendidos por el 112. El centro tiene registrados sus números de teléfono en centralita y cuando llaman pasan a ser escuchados de forma directa.

Asimismo, incide en que se reforzó el personal del 112 "en un 150%", se activó el plan especial de protección civil ante emergencias por incendios forestales (Peifoga), al tiempo que "el cien por cien de los medios de los que dispone" el servicio contra incendios de Galicia "fueron movilizados".

LA OPOSICIÓN CRITICA QUE "HUBO INCOMPETENCIA"

El diputado del BNG Xosé Luís Rivas, Mini, ha sido el primero en tomar la palabra para criticar que "tenía que estar activado algún protocolo más fuerte, más rápido, más intenso". "Hubo incompetencia", ha resumido en sus reproches a la Xunta.

A renglón seguido, Juan Díaz Villoslada (PSdeG) ha cuestionado que no se adoptase un nivel de reacción mayor que el del ámbito territorial gallego, mientras Paula Quinteiro (En Marea) lamenta que "no se tomó nota de esta catástrofe para avanzar", sino que solo se ofrece "una especie de relatorio para justificar que se hizo todo lo que podía".

En contraposición, Alberto Pazos Couñago (PPdeG) ha agradecido "muchísimo" al operativo de emergencias su labor durante esos días de octubre, pues cree que los gallegos se pueden sentir "francamente orgullosos".

PIDEN VALORAR EL DISPOSITIVO

Por otra parte, el jefe territorial de la Consellería de Medio Rural en la provincia de A Coruña, Manuel Rodríguez Vázquez, ha defendido esta tarde en la comisión la profesionalidad del operativo antincendios gallego, en una intervención en la que ha narrado los trabajos del grupo de voluntarios que acudió a colaborar en las tareas contra el fuego en Portugal.

Al respecto, Rodríguez Vázquez considera que "criticar" el dispositivo "es muy nuestro", pero opina que se olvida que está formado "por la gente más profesional que está en toda España".

"¿Que tiene flaquezas? Puede tenerlas", ha dicho sobre el operativo, pero considera que "es una obligación moral" valorar su trabajo, pues "la verdadera fortaleza es la gente que forma el dispositivo".