Proponen crear un mapa de riesgo de incendios con un sistema de alerta en masas forestales

El catedrático Pérez Alberti, en la comisión de incendios
EUROPA PRESS
Publicado 19/03/2018 14:51:39CET

El catedrático Pérez Alberti critica que "no hay datos" de la Xunta de cartografiado de fuegos que ayuden a prevenir

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Xeografía Física de la USC Augusto Pérez Alberti ha propuesto elaborar un mapa de riesgos de fuegos en Galicia vinculado con un sistema de alerta en suelos de masas forestales.

En la comisión parlamentaria de estudio de los incendios forestales, Pérez Alberti ha subrayado que es "fundamental" elaborar un mapa de riesgos para "evitar problemas como los que se vivieron en los últimos incendios" en Galicia. Así, se busca que estén cartografiados "con detalle" aquellos asentamientos próximos a masas arbóreas, al tiempo que asegura que "no es complicado hacerlo".

De este modo, Pérez Alberti aboga por que "todo" esté reflejado en un sistema de información geográfica, el cual "permite saber dónde está cada cosa y dónde hay un peligro".

Tras ello, cree que "sería interesante" crear una red de medición debajo de masas forestales para conocer humedades y temperaturas del suelo, de forma que se cree un sistema de alerta con el que saber "en tiempo real" qué lugares de zonas de riesgo están en condiciones "de estrés" para prevenir los fuegos. Al respecto, se ha referido a una experiencia piloto con 11 estaciones, desde Cíes a O Ribeiro.

En este sentido, cree que se pueden obtener buenos resultados si se combina una "buena cartografía" y un sistema de alerta. Y es que avisa de que "o se cambia todo el sistema o va a haber incendios continuamente".

El 78% FUERON EN DONDE "SE SABÍA QUE PODÍA ARDER"

"Se puede tener un conocimiento de lo que puede acontecer", reflexiona este experto. Pone como ejemplo el trabajo de un doctorando suyo, Alejandro Gómez Pazo, que realizó un mapa de peligro de inicio de fuego en función de una serie de variables (entrópicas, climáticas, relevo, suelo...).

El estudio de Gómez Pazo "coincide" en un "78%" de los 900 puntos de fuego en el sur de Galicia durante los incendios de octubre de 2017,pues son lugares donde se sabía que "podía arder", explica Pérez Alberti.

A la hora de analizar esos fuegos, un 40% del total de 900 incendios se corresponde con pinos (207 casos) y eucaliptos (132).

Junto a esto, este experto ha admitido que "es imposible cambiar de un día para otro" la producción forestal en Galicia, pero advierte de que "hay que diversificar" y "cambiar el monocultivo", en vez de "esta obsesión por pino y eucalipto". Una problemática que se suma a un territorio "desordenado", que creció de "modo caótico".

Pone de ejemplo a seguir la diversificación de especies en el rural francés, al tiempo que defiende que "no todo tiene que estar pensado en el mercantilismo".

SIN DATOS DE CARTOGRAFIADO DE INCENDIOS

Precisamente, Pérez Alberti ha lamentado la dificultad que tuvo Gómez Pazo para encontrar la información sobre incendios, ya que ha criticado que "no hay datos" de la Xunta de cartografiado de los fuegos que se producen, lo que dificulta las labores de prevención para el futuro.

Contrapone este caso con el de Portugal, en donde se pueden consultar en la web completos cartografiados de todos los fuegos de cada año. En Galicia, la Xunta no ofrece esta posibilidad, a pesar de ser una exigencia de "la legislación europea", que "lo dice muy claro".

"Es necesario tener una información clara y precisa de cartografía de los incendios forestales", advierte. "De existir, está escondida", dado que no es de "acceso libre" como ocurre en Portugal. "Cuando queremos saber exactamente dónde ardió no lo sabemos", lamenta.

LA CIG CARGA CONTRA LA POLÍTICA DE LA XUNTA

Por otra parte, en esta jornada de lunes de la comisión de estudio de incendios también ha participado el secretario xeral de la CIG, Paulo Carril, quien ha cargado contra las políticas del PP y Xunta en materia forestal y de incendios.

En este sentido, alerta de que en una década del vigente plan forestal el eucalipto aumentó su superficie un 81% hasta suponer 433.000 hectáreas, cuando se preveían 245.000, si bien dice que estimaciones hablan de que en 2016 había ya 500.000 hectáreas.

Por ello, ha cargado contra el proyecto del futuro plan forestal de la Xunta, el cual, "en otros importantes fallos", no se plantea una reducción del eucalipto, sino "un aumento de 40.000 hectáreas".

Carril censura la "política de eucaliptización" de la Xunta, que "destruye explotaciones en beneficio de multinacionales" y da lugar a una "desertización".

A esto se une que en la revisión del plan forestal se habla del Pladiga sin una "mínima crítica a su funcionamiento", que "es nefasto".

Se queja de que no se plantea un borrador del Pladiga con tiempo suficiente de este texto, que se aprueba en el mes de junio -a las puertas del periodo de alto riesgo-- con medidas preventivas "inútiles", mientras "no se hace análisis de lo que se cumple".

UN SERVICIO DE EXTINCIÓN ÚNICO Y PÚBLICO

Asimismo, el secretario xeral de la CIG reclama una "reformulación radical" del servicio de extinción, con su unificación en un solo ente de carácter público, que sea profesional, durante todo el año y del que se excluya a las empresas privadas.

Paulo Carril deja claro que las causas de los incendios en Galicia "tienen responsables", de las que ha responsabilizado a la "incompetencia" del PP y la Xunta, por lo que cree que deben "depurarse responsabilidades políticas".

Sobre este extremo, ha arremetido contra la "desorganización absoluta" en el actual dispositivo de extinción, en el que hay una "precarización" de sus trabajadores.

A renglón seguido, ha incidido en que la solución pasa por un servicio público y único, en vez de que haya 1.500 plazas en ayuntamientos por tres meses, con brigadas formadas mayoritariamente "por gente sin experiencia", que "en la mayoría de los casos no se dedica a extinción".

Por todo ello, el líder sindical ha defendido la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que promueve la Alianza por un Rural Galego Vivo, que demanda un "cambio radical y urgente" de las políticas del Gobierno autonómico.

Estas palabras de crítica a la Xunta y al PPdeG le han valido a Carril una reprimenda del diputado popular José González, quien le ha afeado que "confundió el sentido de esta comisión", que a su juicio pasa por hacer propuestas y no "venir a decir que está todo mal".