El 74,5% de los trabajadores de Ferroglobe en Monzón respalda el plan industrial que sigue sin apoyo en A Costa da Morte

 

El 74,5% de los trabajadores de Ferroglobe en Monzón respalda el plan industrial que sigue sin apoyo en A Costa da Morte

Trabajadores de Ferroatlántica se concentran ante la Xunta
EUROPA PRESS
Publicado 24/02/2017 13:10:16CET

   La empresa promueve la venta de las centrales eléctricas de Aragón y Galicia al "perder su carácter estratégico" para el negocio

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Los trabajadores de Ferroglobe han respaldado con un 74,5% de los votos el plan industrial en el complejo de Monzón (Huesca), donde la compañía cuenta con una fábrica de ferroaleaciones y cinco centrales hidroeléctricas, una situación semejante a la de Cee y Dumbría donde, no obstante, el proyecto no cuenta con el apoyo de la plantilla hasta que no se garantice que ello no implica la segregación del negocio.

   Fuentes de la empresa han confirmado a Europa Press que este apoyo supone el compromiso de Ferroglobe a realizar mejoras en su fábrica de Monzón por valor de 5 millones de euros y otras por, al menos, 8 millones tras la realización del correspondiente estudio.

   Los empleados de la fábrica aragonesa respaldan, así, la ejecución de las inversiones previstas y la obtención de fondos extraordinarios procedentes de la venta de activos hidráulicos, según recoge el documento aprobado. Esta decisión completa la adoptada por la plantilla de Sabón, en Arteixo (A Coruña), la semana pasada, que lo apoyó con un 67% de votos.

   Según las mismas fuentes, los empleados están de acuerdo, de este modo, en que los fondos para acometer el plan de inversión procedan "de la venta de los activos hidráulicos", entre los que se encuentran las cinco centrales eléctricas próximas a la fábrica de Monzón y en las que prestan sus servicios 20 trabajadores "cuyos puestos de trabajo están garantizados". Asimismo, entienden --dicen estas fuentes-- que "el escenario alternativo sería una austeridad importante en los próximos años en todos los ámbitos" --gastos, inversiones y empleo--.

   Ferroglobe proyecta la modernización de su capacidad productiva, con un desembolso de 200 millones de euros en toda España, lo que permitirá generar 375 empleos directos y 550 indirectos. De esas cantidades, a Galicia le corresponderá una inversión de 100 millones de euros, 200 puestos de trabajo directos y 300 indirectos en las localidades de Cee, Dumbría y Sabón-Arteixo, según explica la empresa. Los fondos para acometer los proyectos procederían de la venta de las centrales hidráulicas que la compañía tiene en Galicia y en Aragón.

CONFLICTO EN GALICIA

   No obstante, los trabajadores de Ferroatlántica en Cee y Dumbría mantienen un conflicto en contra de la venta de las minicentrales.

   De hecho, esta semana en el pleno del Parlamento de Galicia se debatieron iniciativas relativas a esta cuestión, incluida una pregunta al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien insistió en que no ha recibido ninguna solicitud de la empresa sobre las centrales hidroeléctricas ubicadas en los ríos Xallas y Grande y garantizó, asimismo, el compromiso de "cumplir la ley, la garantía de interés público y mantener el empleo". Con la actual normativa, no se podrían segregar las actividades de las minicentrales.

   Fuentes de la empresa han explicado que el plan industrial incluye "la modernización" de las instalaciones de Cee y Dumbría, donde se construirá un nuevo horno de ferrosilicio, una fábrica de carbón vegetal y una planta de sinterización de mineral de manganeso. Así, el proyecto contempla levantar en Sabón una planta de silicio solar, producto para el que Ferroglobe ha diseñado un procedimiento propio.

FÁBRICA DE MONZÓN

   La fábrica de Monzón --la principal industria de la comarca-- ocupa una superficie total de 36 hectáreas, en la que hay también una terminal de ferrocarril. Produce ferroaleaciones de silicomanganeso superafinado y ferromanganeso de alta pureza, que se utilizan para elaborar acero.

   Ferroglobe cuenta con cinco centrales hidroeléctricas próximas a la planta, en los ríos Ésera y Cinca, cuya potencia instalada suma 52 megavatios. Su plantilla media total es de 185 personas, 20 de las cuales se ocupan del área de energía. Además emplea a 40 personas de empresas auxiliares.

   Hasta 2007, tanto en Monzón como en Cee y Dumbría las fábricas de Ferroglobe recibían suministro eléctrico de las centrales hidráulicas situadas en sus proximidades. Actualmente, aseguran estas fuentes de la empresa, "es imposible abastecerse de esas instalaciones porque las plantas obtienen la energía por el mecanismo de interrumpibilidad, con el que se consigue electricidad a mejor precio".

VENTA DE LAS CENTRALES ELÉCTRICAS DE GALICIA Y ARAGÓN

   Además, la propia norma legal prohíbe a Ferroglobe consumir lo que generan sus centrales, de modo que "ambos negocios están separados de hecho y por obligación legal".

   De este modo, al perder su "carácter estratégico para el negocio esencial de Ferroglobe", la empresa promueve la venta de las centrales eléctricas de Aragón y Galicia con el fin de "obtener los fondos que precisa para mejorar su posición en el mercado de las ferroaleaciones e introducirse en la producción de silicio solar".

   Con ello, según la empresa, "da entrada, además, a una empresa energética líder mundial en el sector de las renovables", que fijará su sede ibérica en Dumbría, desde donde proyecta expandirse.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies