Los receptores de ayudas de Cáritas Santiago bajaron a 52.051 en 2016, pero necesitaron más actuaciones e inversión

Rueda de prensa de Cáritas Diocesana de Santiago
EUROPA PRESS
Publicado 23/06/2017 15:58:50CET

   Anuncio Mouriño incide en el cambio en el perfil del solicitante desde 2007 y lo vincula a la crisis: "Trajo a los pobres con corbata"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los receptores de ayudas de Cáritas Diocesana de Santiago se situaron en 52.051 en 2016, en torno a un millar menos que en 2015 (53.385). Sin embargo, pese a la disminución del número de solicitantes, fue necesario invertir más e intervenir en más ocasiones con las personas atendidas.

   "En 2015 invertíamos cerca de 120 euros por persona y, en 2016, la inversión aumentó a 123 euros", ha explicado, en rueda de prensa, el director diocesano, Anuncio Mouriño, quien también ha ratificado que la entidad cerró el ejercicio anterior con un aumento del presupuesto destinado a la ayuda social.

   Así, ha concretado que el número de personas destinatarias de los servicios de la entidad en 2015 fue de 53.385, frente a las 52.051 de 2016; lo que supone una bajada en la cifra de personas ayudadas.

   En cambio, el número de atenciones en 2015 fue de 70.065, frente a las 96.718 de 2016, lo que refleja que, pese a que la cantidad de personas demandantes de algún servicio ha disminuido, aquellos que dependen de estas ayudas han necesitado la intervención de Cáritas en más ocasiones.

   "Hemos reducido el número de personas, pero a las que tenemos les hemos aumentado las ayudas porque no les llegaba lo que se les daba", ha constatado Mouriño.

UN AUMENTO EN EL PRESUPUESTO

   En este sentido, ha hablado de cifras. En 2016, el presupuesto con el que ha contado la entidad ha sido mayor que el año anterior, en total 6.434.119 euros; de los cuales 1.133.675 euros procedieron de las administraciones públicas y 951.983 euros fueron recibidos a través del IRPF.

   Por otro lado, el gasto con el que ha corrido Cáritas ha sido de 6.401.185 euros, lo que deja un saldo positivo de 32.935 euros, que se acumulan en el fondo de la entidad para el próximo año.

PERFIL DEL DEMANDANTE

   Desde que se inició la crisis en el año 2007, Cáritas ha percibido un cambio en el perfil de los demandantes de ayudas, marcado por la situación de dificultades económicas que ha afectado a Galicia y al conjunto de España.

   "La crisis trajo a los pobres con corbata", ha explicado el director diocesano, en alusión a personas que, antes de la crisis, estaban en una situación de estabilidad económica que perdieron al quedarse sin empleo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies