Ricardo Varela asegura que no sabe "nada" sobre cambios en la gestora del PSdeG y que estará "a lo que decida" Ferraz

Vicente Álvarez Areces y Xoaquín Fernández Leiceaga
EUROPA PRESS
Publicado 23/03/2017 13:51:20CET

   Areces receta "respeto" y "recuperar la fraternidad" con independencia de los distintos "matices" de cada candidato para cerrar con "unión" el congreso

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El senador lucense del PSOE Ricardo Varela ha asegurado este jueves que no tiene "ningún conocimiento" sobre la posibilidad de que se acometan cambios en la gestora que dirige el partido en Galicia, al tiempo que ha sostenido que él está "a lo que decida" Ferraz.

   Así se ha manifestado al ser preguntado al respecto en una rueda de prensa con motivo del encuentro entre el portavoz socialista en el Senado, Vicente Álvarez Areces, y los representantes gallegos del PSOE en la Cámara alta, con el portavoz del partido en el Parlamento gallego, Xoaquín Fernández Leiceaga.

   "Sé de eso lo mismo que vosotros... es decir, nada", ha bromeado ante la prensa quien ya presidió una gestora del PSdeG tras la dimisión de Emilio Pérez Touriño en 2009. "No sé si hay nada en ese sentido, yo desde luego no tengo ningún conocimiento", ha resuelto.

   A partir de ahí, como ha afirmado, estará "a lo que decida la gestora federal", el órgano que "tiene la capacidad de nombrar o no" una nueva dirección interina para la formación en Galicia. Sobre si estaría dispuesto a liderar ese equipo, dado que su nombre figura en las quinielas, ha declinado "pronunciarse sobre hipótesis que no están en el tablero".

   Más esquivo sobre el proceso ha estado Leiceaga, quien ha recordado que la presencia del expresidente asturiano en Santiago obedece a la necesidad de trabajar en iniciativas conjuntas para "dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos".

"UNIÓN"

   Y, por su parte, Areces, quien ha hecho hincapié en esa misma idea, ha hablado de la situación del partido a nivel federal a las puertas de las primarias y el congreso. "Un proceso democrático y apasionante que cuenta con todas las garantías", ha subrayado.

   Para afrontar este proceso, ha recetado algo que "no es obvio", el "respeto", y "recuperar la fraternidad" con independencia de los distintos "matices" que representa cada aspirante. En el PSOE, como ha recordado, "siempre los hubo", pero "dentro de un proyecto común".

   A fin de reforzar esa tesis, ha sacado a colación el congreso del año 2000, del que salió vencedor por "una escasísima diferencia" José Luis Rodríguez Zapatero frente a José Bono, Matilde Fernández y Rosa Díez. "Tras la votación hubo un reagrupamiento de todo el partido apoyando a la persona que había sido elegida", ha evocado.

   En ese sentido, ha apelado a que el hecho de "tener distintos candidatos y un debate intenso y apasionado" no conlleve "división". "Que sea un congreso de unión", ha pedido, y ha animado a trabajar para, a continuación, "acoplar" el proyecto socialdemócrata a este "complejo" mundo. Lo que no ha querido desvelar es a quién apoyará en este proceso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies