Absuelto un empresario y político bosnio de cargos de corrupción

Publicado 17/05/2018 1:53:44CET

SARAJEVO, 17 May. (Reuters/EP) -

Fahrudin Radoncic, un empresario bosnio y líder de un partido que forma la coalición del Gobierno de Bosnia, ha sido absuelto este miércoles de los cargos de organizar un grupo criminal e interferir en un caso judicial en Kosovo contra el jefe de narcotraficantes balcánico Naser Kelmendi.

Radoncic, expropietario del mayor periódico de Bosnia, 'Dnevni Avaz', y líder del partido Unión por un futuro mejor (SBB), asegura que el proceso lanzado en su contra en 2016 fue "políticamente creada".

El político fue acusado de organizar y liderar un grupo de cuatro miembros que incluía a otros dos funcionarios del SBB que se pensaba que estaban involucrados en casos de corrupción, intimidando a los testigos en el caso Kelmendi y otros delitos.

Los cuatro han sido absueltos de los cargos de interferir en el juicio por drogas de Kelmendi, un albanés de origen kosovar con ciudadanía bosnia.

Un tribunal de Kosovo encarceló en febrero a Kelmendi durante seis años por tráfico de drogas, pero le absolvió de asesinato, crimen organizado y otros cargos.

"Todas las tesis de acusación se basaron en suposiciones, sin pruebas claras", ha señalado Hasija Masovic, la presidenta del consejo del tribunal, añadiendo que los fiscales ni siquiera declararon claramente cuáles eran los delitos reales.

"La evidencia provista por la fiscalía no muestra que los acusados se hayan asociado con el propósito de perpetrar ofensas criminales como la obstrucción de la justicia y dar y recibir obsequios por intercambiar influencias", ha aseverado Masovic.

Radoncic, cuyo partido competirá con el mayor partido bosnio, Acción Democrática (SDA), por los votos de musulmanes bosnios en las elecciones generales de octubre, ha aseverado que todos los acusados fueron "víctimas de una acusación creada por la familia", refiriéndose a los supuestos lazos familiares entre algunos funcionarios y los fiscales.

Desde un principio hemos declarado que éramos inocentes", ha afirmado Radoncic. "Estoy tan contento de que un proceso judicial justo haya demostrado que no hay una sola prueba o razón legal para que seamos juzgados, excepto por el deseo de eliminarnos políticamente", ha manifestado.