Alemania indemnizará a las familias de los muertos en el ataque de Kunduz

Varios rebeldes y un militar de EEUU muertos en las últimas horas en Afganistán
Reuters
Actualizado 06/08/2010 20:43:31 CET

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ejército alemán ha anunciado, después de meses de negociaciones, que pagará 5.000 dólares (3.800 euros) a cada familia de los casi 100 civiles afganos que murieron durante un ataque aéreo ordenado por Alemania. Las Fuerzas Armadas alemanas, no obstante, no admiten culpa alguna, y los abogados de las víctimas han avisado de que podrían tomar medidas legales.

Casi un año después del devastador bombardeo de dos camiones cisterna cerca de Kunduz, en el norte de Afganistán, el Ejército alemán ha encontrado la forma de compensar a los familiares de las víctimas. En los contactos mantenidos en las últimas semanas, la práctica totalidad de las 102 familias identificadas por el Ejército alemán acordaron aceptar el pago de 5.000 dólares.

La nueva solución sigue a un largo período de negociaciones, que también implicaron a abogados que reivindicaron estar representados a las víctimas. Al final, el Ejército optó por su propia solución, que no incluye la admisión de culpa por parte de los soldados alemanes, informa el diario alemán 'Spiegel'. En vez de esto, indica que es un pago voluntario que no reconoce ninguna responsabilidad.

Las Fuerzas Armadas alemanas han sido criticadas por la forma de manejar esta cuestión. Inicialmente, el Ejército no tomó ninguna medida y --contraviniendo las regulaciones de la OTAN-- no hizo nada por investigar los resultados del ataque aéreo, que fue ordenado el 4 de septiembre por el coronel alemán Georg Klein.

Así, durante meses se comportó como si no hubiese habido víctimas civiles. La nueva solución, señala el semanario, refleja el deseo del ministro de Defensa, Karl Theodor zu Guttenberg, que asumió su puesto a finales de octubre de 2009, varias semanas después del incidente. En mayo, Guttenberg había dejado claro que quería una resolución al caso.

El Ejército alemán tuvo que depender de la ayuda de periodistas para determinar el número y los nombres de las víctimas civiles. Así, el Ministerio de Defensa contactó con un periodista de la revista 'Stern', Christoph Reuter, que había investigado el número de bajas civiles. Además, documentó su trabajo en una exhibición fotográfica que contaba la historia de cada víctima, una galería que visitó Guttenberg.

Las cifras de Reuters suponen la base de la compensación actual. El Ejército va a pagar a las familias de 91 civiles muertos, mientras que once heridos graves también recibirán compensación.

Las familias de las víctimas han reaccionado, aparentemente, con satisfacción a las nuevas noticias. "Creímos que no iba a pasar nada", señaló Abdul Daian, que perdió a un hijo por las quemaduras en el bombardeo, según declaraciones recogidas por Reuter. "Está bien ser compensados", indicó, además de ver con satisfacción la idea de transferir el dinero a cuentas bancarias. "De otra forma no habríamos visto mucho dinero", indicó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies