Un alto cargo del Kurdistán iraquí habla de "divorcio" de Bagdad tras la toma de Mosul

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Un alto cargo del Kurdistán iraquí habla de "divorcio" de Bagdad tras la toma de Mosul

Masud Barzani, presidente del Kurdistán iraquí
AZAD LASHKARI/REUTERS
Publicado 21/11/2016 16:54:08CET

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores del Kurdistán iraqui, Falah Mustafa Bakir, ha insistido en que este territorio seguirá adelante con sus planes de separarse del resto de Irak una vez completada con éxito la operación para liberar la ciudad de Mosul del grupo terrorista Estado Islámico.

"Es un matrimonio que ha fallado. Necesitamos tener un divorcio amistoso para traer estabilidad, seguridad y prosperidad", ha defendido este fin de semana Bakir durante su participación en el Foro Internacional de Seguridad de Halifax (Canadá), en referencia a la relación con Bagdad.

Según Bakir, uno de los principales problemas es la falta de "confianza" y ha puesto como ejemplo que las armas ligeras enviadas por Canadá recientemente a los kurdos siguen bloqueadas en las aduanas iraquies en Bagdad.

"No es lógico ni razonable que todos los vuelos tengan que aterrizar en Bagdad primero, ser inspeccionados y luego ir a la región del Kurdistán", consideró, según informa el diario canadiense 'Globe and Mail'. "El punto es, si no podemos confiar entre nosotros, ¿cómo podremos vivir juntos en el futuro?", se preguntó.

Según el ministro, Irak nunca ha dado a los kurdos lo que necesitan. "Nos tratan como invitados en Bagdad. No queremos ser invitados, queremos establecer nuestro propio estado", aseguró.

Por otra parte, el ministro kurdo defendió que el Kurdistán iraquí merece ayuda militar y humanitaria por su papel a la hora de frenar a Estado Islámico durante su ofensiva relámpago del verano de 2014, cuando tomaron Mosul y amenazaron con llegar hasta Bagdad, además de evitar que tomaran Erbil, la principal ciudad kurda.

"La comunidad internacional tiene una responsabilidad moral de apoyar a las fuerzas peshmerga porque cuando las líneas de frente se estaban viniendo abajo, los peshmerga se mantuvieron firmes", sostuvo.

Las declaraciones de Bakir siguen a las realizadas la semana pasada por el presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, quien dijo que los peshmerga no se retirarán de los lugares que han arrebatado a los terroristas del Estado Islámico antes de que comenzara la ofensiva sobre Mosul.

"Tenemos un acuerdo con Estados Unidos, entre el Pentágono y el Ministerio Peshmerga, y con el Gobierno iraquí, de que las líneas de defensa antes de la operación de Mosul no son negociables", dijo Barzani desde la ciudad iraquí de Bashiqa.

Barzani también se refirió al referéndum sobre la independencia del Kurdistán que prometió celebrar y quedó paralizado por el surgimiento de Estado Islámico. El presidente kurdo consideró que no es el momento de hablar de esto, si bien aclaró que la idea sigue vigente.

"Algunos se preguntan dónde está la independencia y yo digo que la independencia es un derecho natural de nuestro pueblo y no renunciaremos a él bajo ninguna circunstancia (...), pero también he dicho siempre que es un proceso que debe producirse en paz", afirmó. "Si no podemos ser buenos socios, seamos buenos vecinos y hermanos. No deberíamos volver nunca a otro derramamiento de sangre", subrayó, en alusión a Bagdad.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies