Amnistía acusa a las fuerzas de Sudán del Sur de torturas, detenciones arbitrarias y malos tratos

Salva Kiir
STRINGER/REUTERS - Archivo
Publicado 04/09/2018 17:54:57CET

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Sudán del Sur han llevado a cabo detenciones arbitrarias, malos tratos y torturas a pesar de sus promesas para liberar a los detenidos, según ha informado este martes la organización no gubernamental Amnistía Internacional.

"La gente en Sudán del Sur ha sido arrestada por sus afiliaciones políticas y étnicas y posteriormente sometidas a un sufrimiento inimaginable, que en ocasiones ha llevado a su muerte, a manos de las fuerzas de seguridad gubernamentales", ha dicho Seif Magango, subdirector de la ONG para África Oriental, el Cuerno y los Grandes Lagos.

La organización ha recalcado que entre febrero y julio de 2017 murieron cuatro hombres --Mike Tyson, Alison Mogga Tadeo, Richard Otti y Andria Baambe-- bajo custodia debido a las duras condiciones y la falta de atención médica adecuada.

Los cuatro fueron arrestados en 2014 por presuntos lazos con la oposición y retenidos sin que se presentaran cargos contra ellos. Amnistía Internacional había documentado previamente la muerte de al menos 20 personas bajo custodia entre febrero de 2014 y diciembre de 2016.

En su último informe, la ONG recoge declaraciones de antiguos detenidos que relatan torturas y tratos vejatorios a los que fueron sometidos, entre ellos beber agua de las tazas de los baños y defecar y orinar unos enfrente de otros.

Asimismo, tenían prohibido hablar entre ellos y vieron restringido su derecho a salir de sus celdas para hacer ejercicio o que les diera el sol, al tiempo que recibían alimentos una vez al día o incluso pocas veces a la semana.

Moses, de 32 años y cuyo nombre no es real, fue arrestado en julio de 2014 y retenido en Yuba durante tres años hasta su liberación sin que llegaran a presentarse cargos contra él.

"Desde que fui arrestado fui torturado por oficiales de los Servicios de Seguridad Nacional (NSS) y acusado de movilizar a los jóvenes. Me retuvieron a punta de pistola y empezaron a agredirme usando palos y barras metálicas mientras otros me golpeaban", ha relatado.

Un relato similar ha facilitado Joseph, de 49 años, arrestado en enero de 2015 y acusado de mantener contactos con miembros de los grupos rebeldes. "Si pensaban que te habías portado mal, te golpeaban", ha dicho.

"Si los soldados llegaban borrachos, te golpeaban. La tortura es indescriptible. Algunas personas fueron torturadas incluso con electricidad. La gente es golpeada hasta que se derrumba", ha manifestado.

PIDE A KIIR QUE LIBERE A LOS PRESOS POLÍTICOS

Los antiguos detenidos han subrayado que además se les negaba el acceso a familiares y abogados y que las autoridades llegaban a complicar de forma deliberada que fueran localizados a través de traslados continuos.

Amnistía Internacional ha recordado que el presidente sursudanés, Salva Kiir, prometió liberar a los presos políticos en marzo de 2017 --y procedió a la excarcelación de 30 de ellos en agosto de ese año--, un compromiso que reiteró en diciembre de 2017 y junio de 2018.

Sin embargo, las detenciones arbitrarias por parte de la NSS continúan, siendo el último caso sonado el de Peter Biar Ajak, un destacado activista y académico arrestado el 28 de julio en el Aeropuerto Internacional de Yuba.

"Es extremadamente inconcebible que las autoridades sursudanesas arresten, torturen y maltraten a personas ignorando totalmente sus Derechos Humanos", ha recalcado Magango.

"El Gobierno debe poner fin a estas detenciones arbitrarias liberando inmediatamente a los detenidos o imputándoles con cargos reconocidos internacionalmente. Debe además hacer rendir cuentas a los responsables de estas graves violaciones de los Derechos Humanos y muertes bajo custodia", ha zanjado.

Contador