Asciende a 25 el número de diplomáticos estadounidenses afectados por presuntos "ataques sónicos" en Cuba

Embajada de Estados Unidos en Cuba
REUTERS / ALEXANDRE MENEGHINI - Archivo
Publicado 22/06/2018 5:11:36CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Heather Nauert, ha confirmado este jueves que el número de diplomáticos de la Embajada de Estados Unidos en Cuba afectados por los presuntos "ataques sónicos" ha ascendido a 25.

"El 21 de junio, tras un examen médico integral, se ha confirmado que un diplomático de la Embajada estadounidense en La Habana presentaba síntomas similares a los sufridos por el personal diplomático con anterioridad", ha indicado Nauert durante una rueda de prensa.

En este sentido, ha señalado que se trata del primer caso confirmado desde agosto de 2017 y ha insistido en que el "bienestar y la salud del personal estadounidense es la prioridad del Departamento de Estado".

"La investigación sobre los síntomas continúa, es un trabajo interagencial que busca determinar la causa de los síntomas y el tratamiento a seguir", ha manifestado.

Asimismo, ha informado de que el Gobierno cubano ha sido notificado. "Cuba nos ha asegurado que va a tomárselo en serio y que va a seguir investigando" lo sucedido. "Le recordamos a las autoridades de Cuba que son responsables de proteger a nuestros diplomáticos", ha zanjado.

Hace una semana el Gobierno cubano declaró que no existen pruebas que le responsabilicen en modo alguno por los problemas de salud que afectan a los diplomáticos de Estados Unidos en la isla después de que el Departamento de Estado estadounidense informara de otros dos posibles casos.

Los síntomas presentados por los diplomáticos en 2017 llevaron al Gobierno estadounidense a retirar a parte de su personal dejando sólo unos pocos diplomáticos en La Habana. Además, 17 diplomáticos cubanos fueron expulsados de Washington. Estados Unidos también emitió entonces una advertencia de viajes para sus ciudadanos.

Los síntomas sufridos por los diplomáticos han incluido pérdida de la audición, vértigo, dolores de cabeza y fatiga, un patrón consistente con "daño cerebral leve", han dicho funcionarios del Departamento de Estado.