Una asociación de familiares de desaparecidos en Veracruz descubre una fosa común con más de 250 cuerpos

 

Una asociación de familiares de desaparecidos en Veracruz descubre una fosa común con más de 250 cuerpos

Un grupo de familiares de desaparecidos buscan a sus seres queridos en México
REUTERS
Publicado 17/03/2017 22:25:24CET

VERACRUZ (MÉXICO), 17 Mar. (Reuters/EP) -

El descubrimiento de una de las fosas comunes más grandes de México por un grupo de padres de víctimas ha expuesto la falta de eficiencia del Gobierno mexicano a la hora de investigar el paradero de los miles de desaparecidos que deja el narcotráfico en el país.

Después de más de seis meses de investigaciones, un grupo de familiares de desaparecidos en el estado de Veracruz anunciaron este martes que habían encontrado más de 250 esqueletos en una zanja.

La fosa común fue descubierta el año pasado gracias a Colectivo Solecito, uno de las decenas de grupos de familiares frustrados por la falta de acción del Gobierno que intentan buscar a sus seres queridos por su cuenta. La mayor parte de estos fallecidos son víctimas de las guerras entre cárteles rivales en la región.

"Las autoridades no piensan buscar. Aquí, los que buscan de verdad son los padres", ha explicado Rosalía Castro, una madre que lleva buscando a su hijo desaparecido desde 2011. "La atención que hemos recibido por parte de la Fiscalía ha sido cero", ha añadido.

El éxito que están teniendo las asociaciones de familiares a la hora de descubrir pruebas de las atrocidades que se están cometiendo en México pone de relieve la falta de acción por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI) del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

A pesar de que en los últimos meses las políticas migratorias del presidente estadounidense, Donald Trump, han centrado la atención de la comunidad internacional con respecto a México, la violencia y la corrupción continúan asolando al país.

Este jueves, durante una intervención en el lugar del hallazgo, el fiscal general del estado de Veracruz aseguró que su equipo había tomado las riendas de la búsqueda y que probablemente encontrasen más restos. No obstante, apuntó que es muy poco probable que las autoridades de Veracruz puedan llevar a cabo todo el trabajo forense que requiere identificar a los centenares de víctimas debido a una grave falta de recursos.

El estado de Veracruz sufrió un dramático aumento del número de crímenes violentos durante el mandato del antiguo gobernador Javier Duarte debido al recrudecimiento de la guerra entre bandas y redes de narcotráfico. El pasado octubre, Duarte, miembro del PRI, huyó tras ser acusado de blanqueo de dinero y continúa en paradero desconocido.

Según las autoridades de la región, más de 2.600 personas han desaparecido en circunstancias sospechosas desde 2010, justo cuando comenzó el mandato de Duarte. El Gobierno mexicano estima que alrededor de 27.000 personas han desaparecido desde que los crímenes relacionados con el narcotráfico empezaron a aumentar, hace algo más de una década.

Los familiares de los desaparecidos en Veracruz aseguran que las autoridades regionales siempre se han mostrado "apáticas" cuando les han pedido ayuda para buscar a sus seres queridos. Algunos de los residentes en las viviendas cercanas a la fosa común han contado que desde hacía varios años se habían dado cuenta de que muchas camionetas aparecían en plena noche para luego volver a desaparecer.

"Sé que no habrá justicia, sólo justicia divina. De eso sí que no puedes escapar", ha asegurado Griselda Barradas, cuyo hijo, Pedro Huesca Barradas, es uno de los pocos cadáveres que han sido identificados entre los más de 250 cuerpos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies