La cesión de Trump en relación al muro con México aleja los miedos a un cierre de Gobierno en EEUU

Frontera entre Estados Unidos y México
MIKE BLAKE/REUTERS
Publicado 25/04/2017 20:18:45CET

WASHINGTON, 25 Abr. (Reuters/EP) -

El temor a un inminente cierre de Gobierno en Estados Unidos se ha reducido este martes después de que el presidente, Donald Trump, haya renunciado a incluir en el programa presupuestario la financiación del muro que quiere construir en la frontera con México.

Si no se aprueba un plan de gasto que cubra del 29 de abril al 30 de septiembre antes de las 00:01 del sábado (hora de Washington), los fondos del Gobierno federal quedarán congelados y cientos de miles de funcionarios serán despedidos de forma temporal.

Los republicanos tienen mayoría en las dos cámaras del Congreso, pero en el Senado necesitan al menos 60 votos y disponen únicamente de 52 escaños. Los líderes demócratas ya han advertido de que no darán su apoyo a ningún documento que incluya fondos para el muro fronterizo.

Trump aseguró el lunes en declaraciones a medios conservadores que podía esperar al borrador del presupuesto para el próximo año fiscal, que arranca el 1 de octubre. De esta forma, ha alejado los fantasmas ante una posible paralización administrativa que coincidiría con los primeros cien días de Trump en la Casa Blanca.

El líder del Partido Demócrata en el Senado, Chuck Schumer, ha aplaudido la concesión de Trump y ha considerado "muy buena noticia" que el presidente "saque el muro de la mesa de negociaciones" para lograr un acuerdo presupuestario esta semana. De esta forma, ha añadido, se evita "una lucha innecesaria por un píldora envenenada que no apoyan miembros de ambos partidos".

Trump hizo de la construcción del muro una de sus grandes promesas de campaña y, una vez en la Casa Blanca, ha insistido en seguir adelante con una infraestructura cuyos gastos reclama a México. El Gobierno mexicano ha insistido en que no se hará cargo de los costes y el presidente de Estados Unidos no ha aclarado cómo espera recaudar el dinero.

El Departamento de Seguridad Nacional estima los costes totales de la instalación en unos 21.600 millones de dólares (casi 20.000 millones de euros).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies