La contradictoria labor humanitaria de EEUU y Reino Unido en Yemen, según Amnistía

 

La contradictoria labor humanitaria de EEUU y Reino Unido en Yemen, según Amnistía

Civiles yemeníes se reúnen para recoger alimentos en Saná, Yemen.
KHALED ABDULLAH / REUTERS
Publicado 23/03/2017 8:04:48CET

La organización ha indicado que España figura como el tercer exportador mundial de armas a Arabia Saudí

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Desde que comenzó el conflicto en Yemen hace dos años, Estados Unidos y Reino Unido han enviado más de 5.000 millones de dólares (462.000 millones de euros) en armas a Arabia Saudí, que lidera la coalición en la zona, frente a los 450 millones de dólares (416 millones de euros) en ayuda humanitaria dirigidos a la población yemení, según ha denunciado Amnistía Internacional, que ha instado a la comunidad internacional a actuar de inmediato para imponer un embargo.

"La crisis humanitaria ha provocado que más de 3 millones de personas abandonen sus hogares en Yemen, donde 18 millones de personas necesitan ayuda humanitaria para sobrevivir", ha indicado la directora adjunta de Amnistía Internacional en la región, Lynn Maalouf.

"A pesar de la ayuda prestada por muchos países a nivel internacional, muchos han contribuido al sufrimiento de la población al continuar suministrando armas", ha aseverado Maalouf, que ha destacado la necesidad de abrir una investigación sobre las violaciones cometidas por las diferentes facciones.

En relación con la crisis humanitaria, Maalouf ha asegurado que los gobiernos británicos y estadounidenses han mitigado una crisis que han ayudado a crear. "Las armas suministradas en el pasado por países como Estados Unidos y Reino Unido se han utilizado para cometer graves violaciones y han contribuido a que se produzca una catástrofe humanitaria", ha aseverado.

"Estos países han autorizado las transferencias de armas mientras prestaban ayuda humanitaria", ha añadido Maalouf. La organización ha alertado de que el país se encuentra al borde de la hambruna y ha señalado que al menos 4.600 civiles han muerto y unos 8.000 han resultado heridos en el marco de los bombardeos llevados a cabo por la coalición.

Los enfrentamientos entre los seguidores del presidente Abdo Rabbu Mansur Hadi, que cuenta con el apoyo de la coalición liderada por Arabia Saudí, y los huthis, leales al expresidente Alí Abdulá Salé y respaldados por Irán, han provocado estragos en Yemen.

Amnistía Internacional ha denunciado un gran número de violaciones del Derecho Internacional llevadas a cabo por las partes enfrentadas en el conflicto. La organización ha registrado al menos 34 ataques aéreos de la coalición en seis gobernaciones --Saná, Saada, Hayyah, Hodeidah, Taiz y Lahj--, que se han saldado con 494 muertos, entre los que se encuentran 148 niños.

En algunas zonas del país, los miembros de la coalición han hecho uso de bombas de racimo, que están prohibidas a nivel internacional. "Todos los países, entre ellos Estados Unidos y Reino Unido, deben detener inmediatamente el suministro de armas que puedan ser utilizadas para cometer crímenes de guerra", ha aseverado Maalouf.

ESPAÑA, TERCER EXPORTADOR

La organización ha señalado que, entre 2014 y 2016, España exportó a Arabia Saudí cerca de 900 millones de euros en armas, lo que lo sitúa como el tercer exportador de armas a Arabia Saudí tras Estados Unidos y Reino Unido.

En 2015, las exportaciones realizadas superaron los 535 millones de euros e incluyeron cohetes, misiles, munición, torpedos, sistemas de dirección de tiro, aviones de transporte y repuestos equipos electrónicos, entre otros.

Amnistía Internacional ha mostrado su preocupación ante la posibilidad de que esas armas, entre las que destacan las granadas de mortero, los torpedos y los misiles, hayan sido utilizadas en el marco de violaciones del Derecho Internacional en ataques contra la población civil en Yemen.

"La larga lista de terribles abusos cometidos por todas las partes en el conflicto pone de manifiesto hasta qué punto urge una investigación internacional e independiente, liderada por Naciones Unidas, sobre la actuación de las partes enfrentadas", ha manifestado Maalouf, que ha destacado la importancia de garantizar que los responsables sean llevados ante la justicia.

En algunas zonas del país, las instalaciones médicas y el personal sanitario han sido objetivo de los ataques, lo que ha puesto en peligro a la población civil, según ha indicado la organización, que ha denunciado que los rebeldes han llevado a cabo reclutamientos forzosos de menores.

"Desde los bombardeos indiscriminados sobre zonas civiles y el reclutamiento de niños a los ataques aéreos ilegítimos y el uso reiterados de municiones de racimo, todas las facciones en Yemen han demostrado un desprecio deliberado hacia las vidas de civiles", ha afirmado Maalouf

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies