Corbyn cuestiona la "base legal" del ataque militar de EEUU, Reino Unido y Francia contra Siria

El líder del Partido Laborista de Reino Unido, Jeremy Corbyn
REUTERS / DARREN STAPLES - Archivo
Publicado 15/04/2018 11:11:10CET

LONDRES, 15 Abr. (Reuters/EP) -

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, ha cuestionado la "base legal" del ataque coordinado que Estados Unidos, Reino Unido y Francia llevaron a cabo la madrugada del sábado contra Siria en respuesta al ataque químico en Duma, del que culpan al régimen de Bashar al Assad.

"Le pregunto al ministro de Exteriores y a la primera ministra ¿cuál es la base legal para esto?", ha dicho este domingo en una entrevista concedida a la cadena pública BBC.

Corbyn ha indicado que los únicos fundamentos jurídicos posibles son "o la autodefensa o la autoridad del Consejo de Seguridad" de Naciones Unidas, que ya ha condenado la acción de Washington, Londres y París.

El jefe de la oposición británica ha subrayado además que "la intervención humanitaria" alegada por estos tres países "es un concepto legal cuestionable en estos momentos".

Estados Unidos, Reino Unido y Francia atacaron tres instalaciones --dos en Homs y una en Damasco-- que estarían relacionadas con un supuesto programa clandestino de armas químicas del Gobierno sirio. De acuerdo con el Ministerio de Defensa ruso, lanzaron más de cien proyectiles desde aviones y buques en bases del mar Rojo, el Mediterráneo y Al Tanaf.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha condenado enérgicamente lo que considera una "agresión" de Occidente contra "un Estado soberano que está en la primera línea de la lucha contra el terrorismo".

Esta intervención militar es una represalia por el ataque químico perpetrado en Duma el pasado 7 de abril, que dejó 70 muertos y decenas de heridos, incluidos niños. Un grupo de expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) ha llegado este fin de semana a Siria para investigar los hechos.

Otra misión de la OPAQ determinó que el ataque químico de hace un año en Jan Sheijún, que se saldó con más de cien muertos, fue obra del Gobierno sirio. El régimen de Al Assad lo ha negado y Rusia, su principal aliado, ha vetado cualquier acción en el seno de Naciones Unidas.

En 2013, cuando se registraron los primeros ataques químicos en Siria, Al Assad accedió a entregar todo su arsenal tóxico a la ONU para que fuera destruido. Occidente denuncia que Damasco ha incumplido los términos de este pacto y ha seguido desarrollando su programa de armas químicas.

Contador