Cunha recibe una condena de 15 años de cárcel por el escándalo de corrupción en Petrobras

Eduardo Cunha
UESLEI MARCELINO / REUTERS
Publicado 30/03/2017 18:37:48CET

BRASILIA, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, ha sido condenado este jueves a 15 años y cuatro meses de cárcel por su implicación en el escándalo de corrupción en la petrolera estatal, Petrobras.

El juez Sergio Moro, encargado del caso Petrobras, ha declarado a Cunha culpable de los delitos de corrupción, blanqueo de capitales y evasión fiscal y ha ordenado que permanezca en prisión a pesar de que el fallo todavía es susceptible de recurso.

Moro ha defendido su decisión de mantener a Cunha en prisión, donde lleva desde octubre, recordando que todavía hay varias investigaciones en su contra, que no se ha localizado todo su dinero en el extranjero y que tiene doble nacionalidad, brasileña e italiana, por lo que podría huir.

Moro ha subrayado que la responsabilidad penal de Cunha no acabó cuando abandonó el cargo el año pasado. "La responsabilidad de un parlamentario federal es enorme y, por consiguiente, también lo es su culpabilidad cuando comete crímenes", ha esgrimido.

Además, ha sostenido que "no puede haber ofensa más grave que la de quien traiciona el mandato parlamentario y la sagrada confianza que el pueblo brasileño depositó en él para obtener un beneficio propio", según informa 'O Globo'.

Cunha cobró 1,5 millones de dólares por facilitar la compra por parte de Petrobras de un campo de exploración petrolera en Benín donde finalmente no se halló ningún yacimiento de crudo, lo que ocasionó un perjuicio económico de 77,5 millones de dólares a la empresa pública.

Moro ha ordenado embargar los 2,3 millones de dólares que ha encontrado a Cunha en cuentas bancarias suizas, si bien el Ministerio Público había solicitado que el ex presidente de la Cámara de Diputados fuera obligado a resarcir todo el daño causado.

Cunha, que fue destituido del cargo el año pasado por una investigación de la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados sobre sus cuentas bancarias en Suiza, fue el clave para que el 'impeachment' contra Dilma Rousseff saliera adelante.

El entonces presidente de la cámara baja aceptó las denuncias contra la presidenta brasileña por irregularidades contables, iniciando así el proceso de 'impeachment'. Tras la caída de Rousseff, el pasado agosto, su vicepresidente, Michel Temer, ocupó su lugar.

Moro también ha investigado las supuestas gestiones de Cunha para intentar que el actual mandatario interviniera a su favor en las pesquisas judiciales, pero ha concluido que no hay pruebas de que Temer accediera a estas maniobras.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies