El delfín de Raúl Castro rechaza las exigencias estadounidenses de cambios en Cuba

Contador
Cuba's First Vice President Miguel Diaz-Canel speaks during a ceremony commemora
REUTERS / STRINGER .
Publicado 08/10/2017 20:03:48CET

LA HABANA, 8 Oct. (Reuters/EP) -

Miguel Díaz-Canel, quien probablemente asuma el liderazgo de Cuba a partir de principios del año próximo, ha expresado este domingo las exigencias de Estados Unidos de que la isla cambie su sistema político y económico.

En un discurso dominical en el que criticó la presión estadounidense sobre el gobierno venezolano y lo que calificó como un intento de desacreditar a la industria del turismo de Cuba, el primer vicepresidente del país, Díaz-Canel, ha subrayado que este y otros hechos recientes en la región demuestran que "no se puede confiar ni un mínimo en el imperialismo, nada".

"Cuba no realizará concesiones inherentes a su soberanía e independencia, no negociará sus principios ni aceptará condicionamientos", ha asegurado en respuesta a la intervención del presidente estadounidense, Donald Trump, ante la ONU, cuando advirtió que no se levantarían las sanciones hasta que restauren la democracia y el capitalismo. "Los cambios necesarios en Cuba los decidimos nosotros, el pueblo cubano", ha insistido.

Díaz-Canel ha realizado estas declaraciones desde Santa Clara en un acto en recuerdo del histórico revolucionario Ernesto 'Che' Guevara, muerto ahora hace 50 años en Bolivia cuando intentaba reproducir la exitoso rebelión que llevó a Fidel Castro al poder en Cuba.

Raúl Castro, de 86 años, anunció que dejará el cargo en febrero. Los expertos creen que Díaz-Canel, de 57, se convertirá en el primer dirigente cubano nacido después de la revolución.

Estados Unidos ha reducido de forma drástica el tamaño de su personal en su embajada en Cuba y ordenó una reducción recíproca del número de diplomáticos cubanos en Washington tras una serie de supuestos "ataques a la salud" contra la delegación estadounidense en La Habana.

Estados Unidos no ha culpado a Cuba por los incidentes, aún sin solución, pero le responsabiliza por no proteger a su personal. Washington ha lanzado además una alerta de viaje en la que advierte de que los ciudadanos estadounidenses podrían convertirse en objetivo.

"Algunos voceros y medios de comunicación se prestan a divulgar insólitas patrañas sin evidencia alguna, con el perverso propósito de desacreditar la impecable actuación de Cuba, que es universalmente considerada como un destino seguro para visitantes extranjeros, incluidos los de Estados Unidos", ha afirmado Díaz-Canel.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies