Detenida una rusa acusada de intentar infiltrarse en los círculos de poder de EEUU

El presidente de Rusia, Vladimir Putin
REUTERS / POOL NEW - Archivo
Publicado 16/07/2018 22:37:27CET

NUEVA YORK, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Justicia estadounidense ha informado de la detención este domingo de una ciudadana rusa, Maria Butina, acusada de conspiración para actuar como agente extranjero tras obtener acceso a organizaciones e individuos con influencia en la política estadounidense.

"Los documentos judiciales detallan los esfuerzos de funcionarios rusos y de Butina para que ella actuara como agente de Rusia en Estados Unidos desarrollando relaciones con personas de Estados Unidos e infiltrándose en organizaciones con influencia en la política estadounidense, con el propósito de defender los intereses de la Federación de Rusia", explica el Departamento de Justicia, que informa de que la vista judicial será el próximo miércoles.

Butina, de 29 años, podría ser condenada a hasta cinco años de prisión. Sin embargo, su abogado, Robert Driscoll, ha subrayado que no es una agente rusa.

"Maria Butina no es un agente de la Federación Rusa. Es ciudadana rusa en los Estados Unidos con una visa de estudiante recientemente graduada en la American University de Washington con una Maestría en Relaciones Internacionales y un promedio de calificaciones de 4.0", ha explicado Driscoll.

"Recibió su permiso de trabajo y quiere utilizar su título para tener una carrera empresarial", ha apuntado Driscoll. "El contenido del cargo en la demanda es exagerado", ha añadido en declaraciones recogidas por la agencia de noticias oficial rusa, Sputnik.

Concretamente está acusada de trabajar a las órdenes de un alto cargo del Banco Central de Rusia incluido en la lista de sancionados de Control de Activos Extranjeros del Tesoro estadounidense. Este alto cargo no es nombrado, pero en su página de Facebook aparece en varias fotografías junto al subdirector del Banco Central de Rusia, Alexander Torshin, y fuentes de Reuters han confirmado esta vinculación.

Butina es una de las fundadoras de la organización proarmas rusa Derecho a Llevar Armas y, según el comunicado del Departamento de Justicia, trabajaba con dos ciudadanos estadounidenses para intentar infiltrarse en una organización proarmas estadounidense. No aparece nombrada, pero podría ser la Asociación Nacional del Rifle.

Organizaba cenas en Washington y Nueva York para forjar relaciones con políticos estadounidenses para crear un "canal trasero" de comunicación para "penetrar el aparato de toma de decisiones estadounidense y favorecer a la Federación Rusa", según el comunicado.