Dimiten dos de los cuatro tenientes generales del Ejército portugués tras el robo de material de guerra

Soldados portugueses
REUTERS / NACHO DOCE
Publicado 09/07/2017 13:27:53CET

LISBOA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Dos de los cuatro tenientes generales del Ejército de Portugal han presentado su dimisión para expresar su disconformidad con la decisión de apartar del mando a cinco oficiales de otras tantas unidades relacionadas con el robo en el Polvorín Nacional de Tancos, detectado a finales de junio.

Uno de los dos generales dimitió por "divergencias insuperables" por la forma "incalificable" en la que se ha apartado de sus puestos a los cinco coroneles, según fuentes consultadas por el periódico portugués 'Diário de Notícias'.

Ni el presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, ni el Ministerio de Defensa han querido comentar aún estas dimisiones. El propio ministro de Defensa, José Alberto Azeredo Lopes, defendía el viernes que el jefe del Estado Mayor, responsable de haber apartado a los cinco oficiales, "no debe ser destituido bajo ninguna circunstancia".

El robo de Tancos ha acentuado una crisis interna en el Ejército gestada el año pasado primero con la dimisión del anterior jefe del Estado Mayor del Ejército por una polémica en el Colegio Militar.

A nivel político, el Gobierno ha sido criticado por la gestión del robo de material militar tanto por la oposición del Partido Social Demócrata como por los socios del Ejecutivo socialista, el Bloque de Izquierda y el Partido Comunista de Portugal.

ROBADOS LANZAGRANADAS, DETONADORES, EXPLOSIVOS Y MUNICIÓN

El robo, detectado el pasado 28 de junio, incluye la sustracción de pistolas, munición de 9 milímetros, granadas de mano, varios lanzagranadas anticarro, granadas de gas lacrimógeno, explosivos y material de zapadores tales como cable y detonadores, ha explicado el Ejército. Según la emisora Rádio Renascença, han sido robados 44 lanzagranadas, 120 granadas y 1.500 balas.

Además, el Ejército ha confirmado que el sistema de vigilancia en "la zona donde estaban los materiales más relevantes, se encontraba inoperativa" y ha anunciado un refuerzo de las medidas de seguridad en todos los arsenales militares.

La investigación se centra en la posibilidad de que este material haya sido robado para ser utilizado con fines terroristas. "La pista del terrorismo es la más creíble", ha apuntado el general en la reserva Raul Cunha en declaraciones al diario portugués 'Público'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies