Dos muertos por el ataque a un hospital de MSF en el norte de Siria

Publicado 31/03/2017 21:29:03CET

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

Dos personas han muerto y otras 13 han resultado heridas por un ataque aéreo cometido el sábado contra un hospital del norte de Siria apoyado por Médicos Sin Fronteras (MSF) y en el que podrían haberse utilizado armamento químico, según ha denunciado la propia organización.

El ataque tuvo lugar en Latamneh, en la región de Hama, y fue cometido por un helicóptero en torno a las seis de la tarde del sábado 25 de marzo. Inmediatamente después del impacto, pacientes y personal denunciaron estar sufriendo problemas respiratorios y quemaduras, síntomas que encajarían con el uso de armas químicas.

Entre los fallecidos se encuentra el doctor Darwish, cuya pérdida "reduce a dos el número de cirujanos ortopédicos para una población de 120.000" personas, ha comentado Massimiliano Rebaudengo, director de la misión de MSF en el norte del país.

El hospital está localizado a unos kilómetros de la frontera entre los territorios controlados por el Gobierno y los rebeldes y proporciona cuidados médicos a unas 8.000 personas. Antes del ataque, contaba con servicio de urgencias y hospitalización de pacientes, llevando a cabo cirugías generales y ortopédicas. Tras el ataque, estuvo fuera de servicio durante tres días hasta que el servicio de urgencias volvió a funcionar.

ALGO HABITUAL

Este último año, MSF ha recibido denuncias de al menos 71 ataques en 32 centros de salud que gestiona en Siria. Uno de lo más recientes se produjo el 22 de febrero en Idlib y se saldó con seis muertos y 33 heridos.

Al menos un centenar de instalaciones médicas apoyadas por MSF han sido bombardeadas durante los dos últimos años, según ha denunciado la organización, que ha destacado la importancia de señalar a los responsables para acabar cuanto antes con este tipo de agresiones.

"Bombardear hospitales, violando el Derecho Internacional Humanitario, es una práctica común en Siria y los servicios de salud están realmente afectados ante la asiduidad de este tipo de ataques", ha comentado Rebaudengo.

La organización exige que los centros afectados sean reparados y reconstruidos por los gobiernos responsables de los ataques y ha denunciado la falta de voluntad política a nivel internacional a la hora de proteger este tipo de instalaciones.

A pesar de las conversaciones de paz entre las partes en conflicto, que comenzaron en enero, los combates en los distintos frentes van en aumento. En Hama, 40.000 personas han dejado atrás sus hogares huyendo de la guerra.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies