Duterte reconoce que pagó a policías en su 'guerra contra las drogas', pero para llegar a los traficantes

 

Duterte reconoce que pagó a policías en su 'guerra contra las drogas', pero para llegar a los traficantes

Rodrigo Duterte
ERIK DE CASTRO/REUTERS
Publicado 28/02/2017 6:28:36CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha reconocido este lunes que dio dinero a la Policía en el marco de su 'guerra contra las drogas' pero no directamente por matar a narcotraficantes, sino para las operaciones de compra-venta de narcóticos.

La semana pasada, el policía retirado Arturo Lascañas se retractó de su testimonio ofrecido cuando aún estaba en servicio y confirmó la existencia del 'escuadrón de la muerte de Dávao' --la ciudad en la que Duterte fue alcalde durante más de dos décadas--, agregando que el mandatario pagaba a sus miembros entre 20.000 y 100.000 pesos filipinos (entre 375 y 1.870 euros), dependiendo de sus objetivos.

"Sabes que hay que darle dinero a la Policía, porque si salen a cazar a esos narcotraficantes, tiene que haber un intercambio de dinero. Si no, no hay tráfico", ha explicado, en una entrevista a la cadena ABS-CBN improvisada desde el Palacio Presidencial.

No obstante, ha admitido que algunos de estos agentes "sin escrúpulos" acabaron quedándose con el dinero entregado para los operativos.

La semana pasada, Duterte ya reconoció las acusaciones en su contra de que había ordenado asesinatos contra criminales y personas críticas con su administración durante su período como alcalde de Dávao, pero ha asegurado que si bien algunos hablan de "cientos" de muertos son "miles".

Duterte ha negado en reiteradas ocasiones haber estado vinculado con estos asesinatos extrajudiciales, tanto en su etapa de primer edil como cuando ha llegado a la Presidencia del país, desde donde ha lanzado una controvertida 'guerra contra las drogas' que ha dejado más de 7.000 muertos.

Sin embargo, en diciembre reconoció que él mismo había matado a delincuentes mientras era alcalde de Dávao, si bien posteriormente dio marcha atrás en sus declaraciones.

Los grupos defensores de los Derechos Humanos han documentado unas 1.400 muertes por causas sospechosas en Dávao desde principios de los años 90 y los detractores de Duterte dicen que los asesinatos extrajudiciales han aumentado desde que el mandatario asumió el cargo, el 30 de junio de 2016.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies