EEUU y México prometen reunificar a los niños migrantes con sus familias "cuanto antes"

Estados Unidos realiza pruebas para reunir a los padres e hijos inmigrantes
REUTERS / LOREN ELLIOTT
Publicado 11/07/2018 6:19:59CET

CIUDAD DE GUATEMALA, 11 Jul. (Reuters/EP) -

Estados Unidos y México han prometido este martes trabajar con las naciones de Centroamérica para reunificar a los niños migrantes con sus familias en la frontera de Estados Unidos "tan pronto como sea posible", mientras la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, se enfrenta a nuevas críticas.

Más de 2.300 niños fueron separados de sus padres después de que el Gobierno de Trump comenzara una política de "tolerancia cero" a principios de mayo, buscando procesar a todos los adultos que cruzaron de forma ilegal la frontera entre Estados Unidos y México.

El mandatario estadounidense dejó de separar a los niños de sus padres en junio después de la indignación pública y los desafíos judiciales.

La secretaria de Seguridad Nacional estadounidense, Kirstjen Nielsen, se ha reunido con el ministro de Asuntos Exteriores mexicano, Luis Videgaray, y los ministros de Centroamérica en la ciudad de Guatemala para analizar las separaciones y cómo luchar contra las bandas criminales que se benefician de la migración.

"Seguimos muy comprometidos con la reunificación de las familias que han sido separadas como resultado de la entrada ilegal y trabajaremos con nuestros colegas aquí para repatriarles lo más rápido posible", ha señalado Nielsen en una rueda de prensa.

Videgaray, que ha vuelto a criticar la política "tolerancia cero" calificándola de "inhumana", ha realizado la misma promesa. Los ministros también han asegurado que harán más para acabar con los traficantes de personas que se aprovechan de los migrantes.

Las autoridades de Guatemala han informado de que este martes 11 familias, con 131 personas, han sido trasladadas en avión al país en dos vuelos que trasladaba a deportados.

La reunión se ha llevado a cabo después de que un juez señalara que el Gobierno de Estados Unidos debe reunificar rápidamente a los 63 niños menores de cinco años con sus familias, después de que fueran separados por funcionarios de inmigración tras cruzar la frontera entre Estados Unidos y México.