El Ejército tailandés acuerda con los insurgentes establecer una zona de seguridad en el sur del país

Soldados, Ejército en Tailandia
ATHIT PERAWONGMETHA / REUTERS
Publicado 22/02/2017 19:09:14CET

BANGKOK, 22 Feb. (Reuters/EP) -

El Ejército tailandés ha llegado a un acuerdo con Mara Pattani, un grupo de convergencia en el que participan representantes de los diferentes grupos insurgentes musulmanes del país para crear una zona de seguridad en las provincias del sur de Tailandia.

"Las dos partes han acordado establecer una zona de seguridad en las provincias de Yala, Pattani y Natahiwat para mostrar su buena intención en el marco de las negociaciones", ha señalado el general Sithi Trakulwong, que se encuentra al frente de las conversaciones de paz con los insurgentes.

"Este es el mayor progreso que hemos registrado durante los últimos dos años de conversaciones", ha indicado Sithi. La insurgencia en el sur del país se ha saldado con más de 6.500 muertos desde 2004, según ha informado la organización Deep South Watch.

Sithi ha señalado que ambas partes fijarán los detalles del acuerdo la próxima semana en Malasia, cuyas autoridades han facilitado las negociaciones. Los enfrentamientos estarán prohibidos en el área de seguridad en cuestión, cuya localización exacta está aún por determinar.

Las conversaciones entre las autoridades tailandesas y los insurgentes comenzaron en 2013 bajo el Gobierno de la ex primera ministra Yingluck Shinawatra, pero se estancaron en 2014 cuando se produjo el golpe de Estado.

El grupo de insurgentes Barisan Revolusi Nasional (BRN), que ha permanecido al margen de las negociaciones, es uno de los principales actores en la región. "Cualquier acuerdo sobre la implementación de una zona de seguridad que no incluya al BRN supondrá una escalada de violencia", ha aseverado el analista de seguridad Anthony Davis, que duda de la posibilidad de establecer la paz sin la colaboración de todos los grupos.

En agosto, cuatro tailandeses murieron y decenas de personas resultaron heridas después de que se produjera una oleada de ataques con bomba en el sur del país, una situación que puso en alerta a la junta militar de Tailandia. Mara Pattani ha negado durante las negociaciones haber participado en los atentados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies