El equipo de Trump tuvo al menos 18 contactos con oficiales rusos durante la campaña electoral

353526.1.644.368.20170518120150
Vídeo de la noticia
Publicado 18/05/2017 12:01:50CET

WASHINGTON, 18 May. (Reuters/EP) -

El equipo de Donald Trump tuvo al menos 18 contactos con personas relacionadas con el Gobierno ruso durante la campaña para las elecciones presidenciales que se celebraron el año pasado en Estados Unidos, según ha revelado este jueves la agencia de noticias Reuters, que cita a numerosas fuentes de la Administración norteamericana con conocimiento sobre el tema.

Los contactos se produjeron entre abril y noviembre de 2016 a través de llamadas telefónicas y correos electrónicos, de acuerdo con los registros que posee la Inteligencia estadounidense, que sigue los movimientos en suelo norteamericano de los individuos relevantes para el Kremlin.

Uno de los protagonistas es Michael Flynn, asesor de Seguridad Nacional de Trump que fue cesado el pasado 8 de febrero por sus frecuentes contactos con el embajador ruso en Washington, Sergei Kisliak, para establecer un canal directo de comunicación entre el presidente estadounidense y su par ruso, Vladimir Putin.

Cuando se destapó el escándalo la Casa Blanca negó cualquier contacto del equipo de Trump con Kisliak, pero desde entonces ha confirmado cuatro reuniones entre asesores presidenciales y el jefe de la misión diplomática rusa durante la campaña electoral.

Otro de los implicados es Viktor Medvedchuk, un oligarca ucraniano muy cercano a Putin. De hecho, el jefe de Estado es padrino de su hija. "No conozco a ningún asociado cercano a Donald Trump, por tanto, no ha podido haber ninguna conversación de ese tipo", ha contestado a Reuters en un email.

Más allá de Kisliak y Medvedchuk, se desconocen las identidades de los emisarios de Putin porque han sido "enmascarados" en los informes de Inteligencia debido a los derechos que les amparan como ciudadanos estadounidenses. No obstante, los congresistas pueden solicitar que sean reveladas en interés de la seguridad nacional.

Las fuentes consultadas por Reuters, tanto funcionarios en ejercicio como antiguos, han aclarado que no hay indicios de que en estos contactos el entorno de Trump incurriera en mal comportamiento o colusión. Las conversaciones se habrían centrado en las relaciones económicas entre Washington y Moscú, incluidas las sanciones unilaterales impuestas a Rusia, la cooperación en la lucha contra el Estado Islámico y el nuevo papel de China en la esfera internacional.

En la misma línea, veteranos de otras campañas electorales han explicado que no es extraño que los equipos de los candidatos hablen con representantes extranjeros, si bien han admitido que el elevado número de contactos en el caso de Trump sí es "raro". "Especialmente con un país que consideramos adversario o un poder hostil", ha dicho el republicano y ex número dos del Departamento de Estado Richard Armitage.

A pesar de estas matizaciones, estas nuevas revelaciones podrían aumentar la presión sobre Trump, cercado por sus nexos con el Kremlin. Este mismo jueves, el Departamento de Justicia ha anunciado la designación de un fiscal especial para indagar sobre la injerencia rusa en la campaña estadounidense, acreditada por varias agencias de Inteligencia.

En el último capítulo de esta trama, la prensa estadounidense ha sugerido esta semana, en base a unos registros de las reuniones entre James Comey y Trump que hizo el propio Comey, que el ya ex director del FBI fue destituido por su negativa a frenar las investigaciones sobre el nexo ruso del nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies