Erdogan asegura que EEUU respalda a Fetulá Gulen, al que acusa del intento de golpe de Estado de 2016

Recep Tayyip Erdogan
REUTERS / HANDOUT .
Actualizado 08/01/2018 8:09:07 CET

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado este domingo que Estados Unidos respalda al clérigo islamista Fetulá Gulen, al que Ankara acusa del intento de golpe de Estado de julio de 2016, a raíz de la condena esta semana contra un banquero turco en un tribunal estadounidense.

Un jurado de un tribunal federal de Estados Unidos condenó este miércoles a un ejecutivo del Halkbank, propiedad del Estado, por evadir las sanciones contra Irán en un caso que Erdogan ha considerado que es un ataque político contra su Gobierno.

Mehmet Hakan Atilla, ha sido condenado por cuatro delitos de conspiración --lo que incluye conspiración para defraudar a Estados Unidos y fraude bancario--. No obstante, ha sido exculpado de los cargos de blanqueo de capitales.

"Este caso revela que Estados Unidos está detrás de Pennsylvania", ha subrayado Erdogan, en referencia al lugar en el que reside Gulen y su círculo cercano desde 1999, tal y como ha recogido el diario turco 'Hurriyet'.

"Es Estados Unidos el que ha destinado 400 acres de terreno y apoyado al líder de FETO --nombre con el que el Gobierno turco se refiere a la organización que lidera Gulen-- en Estados Unidos. Todas las villas (de Gulen) están bajo protección (de Estados Unidos)", ha criticado.

En este sentido, ha recalcado que el caso contra Atilla "no deja duda" de que Washington respalda a Gulen, lamentando que las autoridades estadounidenses "no hayan dado ni un paso en la demanda de Turquía para extraditar a Gulen, pese a las decenas de documentos y pruebas enviadas por el Ministerio de Justicia".

Turquía ha reclamado en numerosas ocasiones la extradición de Gulen argumentando que ha enviado pruebas de su relación con la intentona golpista, denunciada por el clérigo, que se distanció de la misma y pidió una investigación internacional.

En este sentido, Erdogan ha reiterado que las autoridades "seguirán persiguiendo" a Gulen, adelantando además que Ankara "podría presentar una demanda contra Estados Unidos por el caso de Atilla".

Erdogan y Gulen eran aliados políticos hasta que la Policía y la Fiscalía, supuestos simpatizantes de Gulen, según el Gobierno turco, abrieron una investigación sobre corrupción en 2013 contra varios altos cargos del Ejecutivo.

Entonces, el mandatario turco acusó al clérigo de conspirar y erigir un Estado paralelo para derrocar al Gobierno con ayuda de la Policía y medios simpatizantes.

CRÍTICAS A EEUU EN MATERIA ANTITERRORISTA

Por otra parte, el presidente turco ha expresado la "decepción" del país centroasiático con Estados Unidos por su postura respecto a FETO y la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG).

Las YPG son consideradas como un grupo terrorista por parte de Turquía, que las considera vinculadas al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), mientras que el grupo es aliado de la coalición que encabeza Estados Unidos contra el grupo yihadista Estado Islámico.

"Estados Unidos usa una definición propia en la lucha antiterrorista. Por ejemplo, algunos acusados por Estados Unidos de ser terroristas no tienen necesariamente lazo alguno con el terrorismo", ha criticado.

"Las últimas afirmaciones de Estados Unidos sobre Irán y Pakistán deben ser analizadas desde esa perspectiva. ¿Qué significa presionar a algunos países e intentar de empujarlos para que se desintegren? Estos son asuntos que dan que pensar", ha sostenido.

Por último, ha recalcado que Estados Unidos "nunca podrá convertir el norte de Siria en un pasillo para el terrorismo (con su apoyo a las YPG)", añadiendo que Washington "debe saber que (Turquía) está decidido en este sentido".