Estados Unidos ultima el primer traslado de un preso de Guantánamo de la era Trump

Entrada al centro de detención de Guantánamo
REUTERS/BOB STRONG - Archivo
Publicado 20/03/2018 11:03:29CET

WASHINGTON, 20 Mar. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Estados Unidos preparan el que sería el primer traslado de un preso del centro penitenciario de Guantánamo desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca hace más de un año. El potencial beneficiario, Ahmed Muhammed Haza al Darbi, sería repatriado a Arabia Saudí.

El traslado permanece parado desde febrero, cuando Estados Unidos accedió a cumplir los compromisos incluidos en la declaración de culpabilidad suscrita en 2014 por Al Darbi, de 43 años, en el marco de la cual admitió haber participado en un ataque contra un buque francés frente a la costa de Yemen en 2002.

Las fuerzas norteamericanas estaban a la espera de que Arabia Saudí realizase también algún tipo de avance y finalmente una portavoz de la Armada norteamericana, Sarah Higgins, ha confirmado que el Departamento de Defensa está "revisando la información recibida". El proceso, ha confirmado, "avanza", si bien "no hay más información" al respecto.

Si se confirma la repatriación, la población reclusa de las instalaciones de Guantánamo pasaría de 41 a 40, a pesar de que Trump se comprometió en campaña electoral con "llenar (el centro) de tipos malos". Las autoridades no descartan aumentar el número de detenidos, por ejemplo para acoger a los terroristas de Estado Islámico detenidos en Siria.

La cárcel fue abierta bajo el mandato de George W. Bush, para encerrar a los sospechosos capturados en otros países tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 y, desde entonces, se ha convertido en símbolo de la etapa más oscura de los servicios de Inteligencia estadounidenses. Barack Obama prometió cerrar el centro, y, pese a toparse con la oposición frontal del Partido Republicano, logró reducir de 242 a 41 el número de presos trasladándolos a otros países mediante acuerdos.

El abogado Ramzi Kassem, que participó desde 2008 en el equipo de Al Darbi, ha aplaudido los aparentes avances en este caso, en la medida en que "enviaría un mensaje de esperanza a otros presos" que verían que "salir de Guantánamo es posible". En el caso del saudí, ya lleva 15 años entre rejas.

"El Gobierno de Estados Unidos no está interesado en procesar a tres cuartas partes de los que siguen detenidos a día de hoy", ha afirmado Kassem en declaraciones a la agencia Reuters.