La Fiscalía de Portugal acusa a un agente de su inteligencia de espiar para Rusia

Publicado 08/06/2017 21:09:02CET

LISBOA, 8 Jun. (Reuters/EP) -

La Fiscalía de Portugal ha acusado este jueves a un empleado del servicio nacional de Inteligencia, SIS, de espiar para Rusia en un caso que llamó la atención de la prensa el año pasado cuando el agente fue arrestado en Roma junto a un espía ruso.

La Fiscalía ha acusado también al hombre de nacionalidad rusa, perteneciente al servicio de Inteligencia SVR, a pesar de que después de ser liberado por Italia había vuelto a Rusia. Todavía no han publicado el nombre de los dos agentes involucrados.

"Según la acusación, el empleado del SIS fue reclutado por las SVR. Filtraba información privilegiada a la que podía acceder por la naturaleza de su trabajo y en compensación recibía pagos en metálico", recoge el informe.

Los dos hombres fueron arrestados en Roma en mayo de 2016 a petición de las autoridades de Portugal y con ayuda de la Policía lusa. Se sospecha que en el momento de la detención el agente doble estaba pasando información sensible sobre la OTAN y la Unión Europea a Rusia, según medios portugueses.

La Fiscalía ha dicho que el empleado de las SVR llevaba un documento escrito a mano por el portugués que contenía información sensible, pero no ha confirmado si estaba relacionada con asuntos de la OTAN o la UE. La Policía se incautó de 10.000 euros que el agente de las SIS habría recibido de Rusia.

Un tribunal italiano se negó en julio a extraditar a Portugal al agente ruso, que volvió a su país de origen. La Fiscalía ha declarado no conocer su paradero actual.

El agente del SIS fue en seguida transferido a Portugal, donde pasó de custodia preventiva a arresto domiciliario.

Portugal e Italia han acaparado titulares de prensa recientemente por otro caso de espionaje internacional. Portugal accedió en marzo a extraditar a Italia a una antigua espía estadounidense con doble nacionalidad portuguesa y norteamericana, Sabrina de Sousa, en relación con el secuestro en 2003 de un sospechoso de terrorismo en Milán. El Gobierno italiano, sin embargo, se retractó a última hora e impidió el traslado, liberando a la espía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies