Las fuerzas iraquíes dicen haber matado a 1.000 milicianos de Estado Islámico en Mosul

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Las fuerzas iraquíes dicen haber matado a 1.000 milicianos de Estado Islámico en Mosul

Un miembro de las fuerzas especiales iraquíes en Mosul
GORAN TOMASEVIC/REUTERS
Publicado 28/11/2016 14:10:13CET

Han tenido que cambiar su estrategia porque los milicianos se mueven y hay una fuerte presencia de civiles

BARTELLA (IRAK), 28 Nov. (Reuters/EP) -

Las fuerzas iraquíes han anunciado este lunes que han acabado con la vida de unos 1.000 milicianos del grupo terrorista Estado Islámico en el marco de la ofensiva para recuperar Mosul puesta en marcha por el Ejército, que ha indicado que la intensidad de los enfrentamientos ha disminuido.

Seis semanas después de que se pusiera en marcha la operación, las fuerzas iraquíes han logrado recuperar parte del este de Mosul, que se encuentra bajo el control de los milicianos desde 2014. Las brigadas del Ejército de la División Dorada han sido las únicas en entrar en la urbe desde el este.

El Ejército, junto a los peshmerga, las fuerzas de seguridad de la región del Kurdistán iraquí, han entrado por el norte y el sur. Las milicias chiíes, por su parte, están intentado acceder por el oeste para poder rodear por completo a los terroristas.

La unidad del Servicio Antiterrorista iraquí se ha visto refrenada por los milicianos debido a las dificultades que presenta la protección de los civiles en la ciudad. El coronel Abdul Ghani al Asadi ha informado de que las tropas han adaptado sus tácticas para rodear a los milicianos y cortar sus suministros sin perjudicar a la población civil.

"El avance era mayor al principio. La razón de la ralentización se debe a que ahora estamos operando en áreas con residentes", ha informado Al Asadi. "Hemos llegado a distritos con un alto nivel de civiles. ¿Cómo los protegemos? Hemos acordonado las zonas poco a poco", ha añadido.

"Hemos llevado a cabo un cambio de planes, en parte debido a la naturaleza del enemigo, que ha variado. Estado Islámico no está localizado en un sólo sitio, se va moviendo", ha manifestado Al Asadi. "Los tanques no trabajan ahí, la artillería no resulta efectiva. Los planes de la coalición y la Fuerza Aérea se encuentran restringidos por los civiles", ha aseverado.

MILES DE DESPLAZADOS

El Gobierno iraquí ha instado a los civiles a permanecer en sus viviendas mientras dure la ofensiva. Según varias organizaciones humanitarias, sería imposible lidiar con un flujo de miles de desplazados.

Recuperar Mosul, donde reside más de un millón de personas, es de vital importancia en la lucha contra el grupo terrorista. Sin embargo, el Ejército ha indicado que la batalla podría prolongarse durante meses.

El general Najm al Jubbouri ha informado de que la zona oeste de la urbe podría ser la más peligrosa. En el sur, las brigadas iraquíes están avanzando lentamente. "Los que quedan frente a nosotros son pocos y no podrán pararnos. Su espíritu está roto", ha destacado Asadi.

"Hemos matado a más de 992 milicianos y muchos más han resultado heridos. Su red de suministros y comunicaciones están cortadas. Cada vez tienen menos bombas", ha añadido. Las autoridades de Irak no han publicado una cifra estimada del número de víctimas civiles, pero Naciones Unidas ha informado de que el número de heridos sobrepasa las capacidades de los trabajadores humanitarios en la región.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies