Un grupo islamista reclama el ataque contra Al Ijbariya

Actualizado 03/07/2012 10:23:37 CET

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El grupo islamista Frente al Nusra para la Protección de Levante, aparecido en 2011 en el marco de la rebelión armada contra el Gobierno de Siria y vinculado a la organización terrorista Al Qaeda, ha reivindicado este lunes el ataque contra la cadena de televisión progubernamental siria Al Ijbariya, en el que fallecieron tres periodistas y cuatro guardias de seguridad.

A través de un comunicado publicado en su web, el grupo ha indicado que "el objetivo fue elegido y los movimientos de su personal vigilados, así como sus entradas y salidas".

"A las 4.00 horas del 27 de junio, con el apoyo de Dios, el edificio fue atacado por los leones de Al Jabha, Dios les bendiga, que se enfrentaron con el personal de seguridad. Algunos de ellos fallecieron, otros resultaron heridos y otros fueron hechos prisioneros", apunta el texto.

"Posteriormente, los 'muyahidines' completaron la misión destruyendo las oficinas y estudios con artefactos explosivos y regresaron a salvo, con la bendición de Dios", apostilla.

El Derecho Humanitario considera a los periodistas que cubren los conflictos armados como parte de la población civil al no pertenecer a ninguno de los bandos, motivo por el que exige a fuerzas gubernamentales y grupos opositores que respeten su integridad y no ejecuten ataques contra ellos.

El Frente al Nusra se manifestó por primera vez el 23 de enero a través de un mensaje de su líder, Abu Mohammed al Julani, en el que hizo un llamamiento a la lucha contra el Gobierno sirio. En su comunicado, Al Julani llamó a la guerra santa contra el Ejecutivo de Bashar al Assad.

Este llamamiento se produjo poco antes de que el líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, publicara un vídeo en el que respaldó a la oposición armada siria y animó a todos los árabes y musulmanes a derrocar el Gobierno secular de Al Assad.

En el mismo, pidió a los gobiernos de Irak, Jordania, Líbano y Turquía que se unieran al levantamiento contra "el régimen pernicioso y canceroso de Al Assad" y advirtió a los rebeldes contra la dependencia total de la ayuda de Occidente.

El Ejecutivo sirio ha denunciado en múltiples ocasiones la presencia de "grupos terroristas" en el país y ha reiterado su posible vinculación a Al Qaeda. Damasco ha informado de manera diaria del fallecimiento de fuerzas de seguridad y civiles en ataques a cargo de estos grupos y ha indicado que la oposición está haciendo pasar por fallecidos a manos de las fuerzas de seguridad a múltiples ejecutados por estos "grupos terroristas".