Hamás declara "una semana de arrepentimiento" para que se entreguen los que "colaboran" con Israel

Publicado 05/04/2017 5:29:15CET

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio del Interior de la Franja de Gaza, controlada por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), ha anunciado "una semana de arrepentimiento" para que los que "colaboran" con Israel se entreguen a las autoridades.

El ministerio ha detallado que la medida estará en vigor entre este martes y el 11 de abril, afirmando que afectará "a los colaboradores que han sido presa de la influencia de la ocupación y sus servicios de Inteligencia".

Así, ha indicado que "los colaboradores pueden declarar su arrepentimiento" contactando "con la persona más cercana (a ellos) que esté conectada a los servicios de seguridad".

Por último, el ministerio ha advertido de que aquellos que no se entreguen a las autoridades "serán alcanzados por los servicios de seguridad", según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.

El anuncio ha llegado en medio de la campaña de seguridad lanzada por Hamás tras el asesinato a finales de marzo de Mazen Fuqaha, uno de los comandantes del grupo.

Hamás publicó un vídeo en el que promete "castigos" contra altos cargos políticos y militares de Israel --entre ellos Lieberman-- por la muerte de Fuqaha.

El 27 de marzo, el líder del brazo político de Hamás, Jaled Meshaal, afirmó que "si Israel cambia las reglas del juego, el grupo acepta el desafío".

"Vivimos en un estado de lucha constante y de confrontación abierta contra la ocupación israelí, sabiendo que no hay victoria sin mártires ni liberación sin yihad y resistencia", manifestó.

En este sentido, recalcó que Hamás --considerado como un grupo terrorista por Israel, Estados Unidos y la Unión EUropea (UE)-- "insiste en la opción de la resistencia y la yihad", subrayando que "esta es la principal estrategia".

Sin embargo, el ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, afirmó el domingo que la muerte de Fuqaha podría haber sido llevada a cabo por miembros de la formación islamista.

LA MUERTE DE FUQAHA

Fuqaha murió en plena calle del barrio de Tel al Hawa, en el sur de Ciudad de Gaza, por los disparos efectuados por un grupo de hombres armados con pistolas con silenciador. Recibió cuatro tiros en la cabeza.

Tanto el padre de Fuqaha como el propio Jaber han acusado directamente a Israel de haber matado a Fuqaha. "Este asesinato tiene la marca clara del Mossad (servicio de espionaje externo israelí)", afirmó Jaber.

El Ejército israelí se encuentra ahora en máxima alerta ante posibles represalias del grupo dado lo simbólico del asesinato, al tratarse el fallecido de uno de los prisioneros intercambiados por el soldado israelí Gilad Shalit.

Fuqaha, de 35 años de edad, era uno de los más de mil palestinos que fueron excarcelados por Israel en 2011 a cambio de que Hamás liberara a Shalit, que fue secuestrado por los milicianos árabes en 2006.

Las autoridades israelíes apresaron a Fuqaha en 2003 por planear ataques contra Israel. Según la prensa israelí, siguió haciéndolo desde Gaza una vez liberado.

Según los servicios de seguridad interna de Israel, el Shin Bet, Fuqaha y su camarada Abed el Rahman Ghanimat habían creado una sección dentro de Hamás compuesta por miembros del ala militar del grupo que eran de Cisjordania pero habían sido expulsados a Gaza por Israel.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies