Heridos cuatro soldados de Líbano en un enfrentamiento con milicianos islamistas en un campamento de refugiados en Arsal

Actualizado 30/06/2017 7:12:11 CET

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Al menos cuatro soldados libaneses han resultado heridos a primera hora de este viernes en un enfrentamiento con milicianos islamistas en un campamento de refugiados sirios en los alrededores de la ciudad de Arsal, situada cerca de la frontera con Siria.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión local LBCI, al menos cinco milicianos se han inmolado activando chalecos explosivos durante la operación, mientras que otros han lanzado granadas contra los militares.

En el lugar se ha desencadenado un tiroteo que sigue en marcha. Por el momento no hay un balance de víctimas entre las filas de los milicianos.

La agencia estatal libanesa de noticias, NNA, ha señalado que el lugar trabajan equipos de artificieros para desarticular otros explosivos localizados durante la operación, en la que ha sido detenido un número indeterminado de milicianos.

Miembros del grupo yihadista Estado Islámico y del Frente Fatá al Sham --antiguo Frente al Nusra-- se encuentran desplegados en la montañosa frontera entre Líbano y Siria y han utilizado el terreno para lanzar ataques contra las fuerzas de seguridad libanesas.

Los rebeldes sirios han intentado utilizar Arsal como base y en 2014 el Frente al Nusra y el Estado Islámico la invadieron en poco tiempo, capturando a decenas de soldados y policías libaneses. Posteriormente decapitaron y fusilaron a varios de ellos, antes de liberar al resto en diciembre de 2015.

El Ejército de Líbano y el partido-milicia chií libanés Hezbolá --aliado del Gobierno sirio-- han llevado a cabo numerosas operaciones contra los yihadistas para intentar evitar su infiltración y que perpetren atentados en el país.

La participación de Hezbolá en la guerra de Siria es presentada por el grupo tanto como una defensa ante los yihadistas suníes en Siria que han prometido exterminar a todos los chiíes, en referencia principalmente a Estado Islámico, y como vía para proteger al bloque regional respaldado por Irán que ha sustentado a Hezbolá desde hace tiempo.

Hezbolá se ha convertido en un actor indispensable de la coalición de fuerzas respaldadas por Irán y Rusia que ha sido fundamental para mantener al presidente sirio, Bashar al Assad, en el poder y para combatir al amplio abanico de grupos rebeles y yihadistas que buscan derrocarlo.

La participación del partido-milicia en el conflicto supuso una violación de la Declaración de Baabda, firmada por todas los partidos políticos del país, que estipula la neutralidad de Líbano ante los eventos en la región, limitando su papel al control de la frontera y el tráfico de armas y combatientes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies