HRW critica la condena a pena de cárcel a un líder sindical de Kazajistán

Publicado 17/05/2017 7:51:46CET

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha criticado este miércoles la condena en Kazajistán a un líder sindical sentenciado a dos años de cárcel por malversación, afirmando que los cargos tienen motivación política.

El tribunal ha prohibido además al sindicalista, Amin Yeleusinov, de 55 años, participar en actividades sindicales durante un periodo cinco años, así como la confiscación de "propiedades obtenidas ilegalmente" y el pago de una multa de 26.300 dólares (unos 23.680 euros).

La ONG ha resaltado que el fallo es el último en una serie de medidas contra los sindicalistas independientes del país a consecuencia de las protestas de enero en el oeste del país.

Ese mes, trabajadores de la Oil Construction Company mantuvieron una huelga de hambre contra el cierre de la Confederación de Sindicatos Independientes de Kazajistán, tras lo cual fueron arrestados Yeleusinov y el también sindicalista Nurbek Kushakbaev.

"Yeleusinov es el segundo líder sindicalista encarcelado en Kazajistán en los últimos dos meses. Las autoridades deben saber que encarcelar a sindicalistas en respuesta a sus actividades legítimas es una violación grave del derecho de asociación", ha dicho Mihra Rittman, investigadora de HRW para Asia Central.

Los cargos presentados contra Yeleusinov acarreaban una pena máxima de siete años de prisión, si bien un tribunal de la capital, Astaná, ha aprobado un acuerdo entre la Fiscalía y el sindicalista para ser condenado a dos años si reconocía su culpa.

Tolegen Shaiqov, abogado defensor del sindicalista, ha asegurado que Yeleusinov sólo aceptó el acuerdo una vez que supo que Kushakbaev había sido condenado a dos años y medio de cárcel.

Así, ha indicado que Yeleusinov sufre una enfermedad cardiaca y estaba preocupado ante la posibilidad de no poder hacer frente a una pena de cárcel de siete años.

Los casos de Yeleusinov y Kushakbaev se suman a los de Larisa Jarkova, presidenta de la Confederación de Sindicatos Independientes de Kazajistán, quien está siendo investigada por cargos de malversación.

"Yeleusinov y Kushakbaev están pagando importante precio con su libertad por defender los derechos de los trabajadores en Kazajistán", ha lamentado Rittman, añadiendo que "el Gobierno kazajo debe poner fin a su represión contra el movimiento sindical independiente y permitir que los trabajadores se organicen libremente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies