HRW insta al Gobierno de Pakistán a acabar con la represión de las voces críticas en Internet

Nawaz Sharif
STEPHANE MAHE / REUTERS
Publicado 28/05/2017 2:52:30CET

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este sábado la intimidación a grupos de activistas y periodistas en Pakistán y ha instado al Gobierno a acabar cuanto antes con las medidas puestas en marcha por las autoridades para reprimir las voces críticas en Internet.

HRW ha señalado, además, que es de vital importancia que las autoridades paquistaníes pongan en libertad a aquellas personas que han sido detenidas de forma ilegal por expresar opiniones contrarias al Gobierno o el Ejército.

El jueves, el ministro del Interior de Pakistán, Chaudhri Nisar Alí Jan, anunció la puesta en marcha de nuevas medidas para restringir severamente el anonimato en Internet. Según la organización, la nueva normativa podría provocar un aumento de la censura, de los arrestos arbitrarios y de la violencia contra activistas y miembros de minorías religiosas.

"El Gobierno del primer ministro, Nawaz Sharif, está llevando a cabo un ataque contra la libertad de expresión en Internet", ha manifestado el director para Asia de HRW, Brad Adams. "Las autoridades deben parar de acosar y presentar cargos contra ciudadanos por ser críticos con el Gobierno", ha añadido.

"Las autoridades tienen que reformar de forma urgente las leyes para cumplir con los estándares internacionales de libertad de expresión", ha aseverado Adams.

CONTENIDO "BLASFEMO"

La Autoridad de Telecomunicaciones de Pakistán (PTA) envió el 20 de mayo un mensaje en el que advertía a los ciudadanos de las posibles consecuencias de compartir contenido "blasfemo" a través de las redes sociales.

"Hemos recibido una enorme lista de sospechosos que actúan en contra de las instituciones paquistaníes, pero sólo hemos identificado a 18 de unos 200 activistas. Están siendo acusados de difundir mensajes negativos sobre el Gobierno y el Ejército", indicó entonces la PTA a Reuters.

El ministro de Interior anunció el jueves un aumento de las restricciones en el uso de las redes sociales y afirmó que la intención del gobierno era la de acabar con el anonimato en Internet al vincular las cuentas con los números de teléfono de los usuarios.

Los partidos opositores han denunciado que sus miembros están siendo acosados e intimidados y que algunos han sido detenidos tan sólo por realizar comentarios en redes sociales.

"El Gobierno paquistaní debería percatarse de que penalizar a la oposición pacífica podría causar un daño mayor a su imagen que las propias críticas por sí solas", ha aseverado Adams.

"Las acciones llevadas a cabo recientemente por las autoridades hacen que la idea de un gobierno democrático en Pakistán parezca una broma", ha añadido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies