Kazajistán prohíbe las manifestaciones, según un observador especial de la ONU

Publicado 28/01/2015 20:52:35CET

ALMATI (KAZAJISTÁN), 28 Ene. (Reuters/EP) -

El Gobierno kazajo ha asegurado que ha impuesto una serie de restricciones contra manifestaciones pacíficas para evitar que ocurra lo que pasó en Ucrania tras las protestas conocidas como 'Euromaidán', según ha informado un relator especial de la ONU en Kazajistán, Maina Kiai.

"Varios altos cargos del Gobierno con los que me he entrevistado han mencionado la necesidad de limitar las reuniones pacíficas por miedo a una revolución como la que ocurrió en Ucrania", ha asegurado Kiai a través de un comunicado. "No lo acepto como una razón legítima para restringir el derecho" de manifestarse, ha declarado.

Kiai ha explicado que "las autoridades han hecho continuas referencias al imperio de la ley". Sin embargo, Kiai considera que, más que un intento de parecer un Estado democrático, se parece más a una "reminiscencia del pasado soviético" de Kazajistán.

Por último, el relator de la ONU ha asegurado que se sintió "profundamente decepcionado" cuando se percató de que las reuniones que estaba teniendo con distintas personas a lo largo de su visita a Kazajistán estaban siendo vigiladas por la Policía kazaja.

Pese a todo, el Gobierno de Kazajistán, presidido por Nursultan Nazarbayev, aún no ha respondido a las acusaciones de Kiai. Según las palabras del relator de la ONU, la razón que esgrime Astaná es que pretenden evitar una "revolución" contra las instituciones como ocurrió en Kiev, cuando las continuas manifestaciones proeuropeas derrocaron al entonces presidente Viktor Yanukovich.