La libertad en el mundo, en retroceso por noveno año consecutivo

Mapa de la libertad en el mundo
Foto: FREEDOM HOUSE
Actualizado 28/01/2015 12:33:48 CET

De los 195 países analizados, solo el 46 por ciento pueden ser considerados totalmente libres

   MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La libertad en el mundo ha experimentado un retroceso durante el año 2014 como consecuencia de las tácticas agresivas de los regímenes autoritarios y el auge de los atentados terroristas, según el último informe 'Libertad en el mundo 2015' publicado este miércoles por el centro de estudios Freedom House.

   Por noveno año consecutivo, esta organización que hace un seguimiento de la situación de los derechos políticos y las libertades civiles en el mundo ha constatado un declive general en la libertad.

   "La aceptación de la democracia como la forma dominante de gobierno y de un sistema internacional construido sobre los ideales democráticos, está bajo la mayor amenaza de los últimos 25 años", ha resaltado el vicepresidente de investigación de Freedom House, Arch Puddington, en un comunicado.

   "Hasta hace poco, la mayoría de los regímenes autoritarios aseguraban respetar los acuerdos internacionales y decían de boquillas cumplir con las normas de elecciones competitivas y los Derechos Humanos", ha denunciado Puddington. "Hoy en día argumentan la superioridad de lo que equivale a un régimen de partido único y buscan librarse del yugo de las limitaciones de los principios diplomáticos fundamentales", ha añadido.

LAS CIFRAS

   Según el informe, un total de 61 países registraron retrocesos en materia de libertad, frente a 33 en los que hubo mejoras, lo que supone el nivel más bajo desde que comenzó el retroceso hace nueve años. En general, el retroceso se ha producido en la libertad de expresión, la sociedad civil y el estado de derecho y ha venido motivado principalmente por una mayor vigilancia estatal y restricciones en internet, entre otros.

   Entre los casos que han contribuido a ello se menciona la invasión rusa de Ucrania, el retroceso en los logros democráticos con la llegada de Abdelfatá al Sisi al poder en Egipto, la intensificada campaña de Recep Tayyip Erdogan contra la libertad de prensa y la sociedad civil en Turquía, y la mayor centralización de la autoridad en China.

   Asimismo, el informe también hace mención especial al impacto que el terrorismo ha tenido el pasado año en la libertad. En concreto, incide en los efectos tanto en los gobiernos locales como en los ciudadanos que han tenido los grupos yihadistas y resalta en particular los casos de Irak, Siria, Pakistán y Nigeria.

 

  De los 195 países evaluados, solo 89, es decir, el 46 por ciento, son considerados "libres", mientras que 55 (28 por ciento) son "parcialmente libres" y los 51 restantes (26 por ciento) "no son libres".

   Los países considerados libres albergan a 2.900 millones de personas, es decir, el 46 por ciento de la población mundial, mientras que los países parcialmente libres representan al 24 por ciento de la población mundial (1.700 millones) y los no libres suponen el 26 por ciento (2.600 millones). En este último caso, más de la mitad de las personas viven en un único país, China.

   El número de democracias electorales se sitúa en 125, tres más que en 2015, después de que cinco países hayan conseguido este estatus (Fiyi, Kosovo, Madagascar, Maldivas e Islas Solomon) y otros dos la hayan abandonado (Libia y Tailandia). En 2014, cuatro países pasaron de parcialmente libres a no libres: Burundi, Libia, Tailandia y Uganda.

   Freedom House destaca un "preocupante número" de países grandes y económicamente potentes o regionalmente influentes en los que ha habido retrocesos: Azerbaiyán, Egipto, Kenia, Nigeria, Rusia, Tailandia, Turquía y Venezuela.

SIRIA, EL PAÍS MENOS LIBRE

   La región de Oriente Próximo y el Norte de África es la peor del mundo, seguida de Eurasia, mientras que Siria es el país con el nivel más bajo de libertad en el mundo y consigue el peor resultado que ha tenido ningún país en una década.

   Frente a la tendencia negativa, Freedom House resalta la "excepción" de Túnez, primer país árabe considerado "libre" en 40 años. El informe resalta que es "la única historia de éxito" de la Primavera Árabe tras haber celebrado elecciones democráticas con una nueva Constitución.

   En Egipto, por contra, la organización ha constatado "su regreso a la autocracia con una farsa de elecciones, juicios sumarios y una represión de toda forma de disidencia".

LOS PEORES DE LOS PEORES

   De los 51 países y territorios considerados como "no libres", doce han recibido el peor resultado tanto en el apartado de derechos políticos como en el libertades civiles. Estos países son: República Centroafricana, Guinea Ecuatorial, Eritrea, Corea del Norte, Arabia Saudí, Somalia, Sudán, Siria, Turkmenistán y Uzbekistán. En cuanto a los peores territorios, identifica a Tíbet y Sáhara Occidental.

   En el continente americano, Cuba sigue siendo el país menos libre si bien "registró una ligera mejora en 2014 por el crecimiento de los medios indepentientes", según Freedom House.

   En África, resalta el caso de Uganda, que ha pasado de ser considerado país parcialmente libre a país no libre tras una serie de recientes leyes contra la oposición, la sociedad civil, la comunidad LGTB y las mujeres que han llevado a serios abusos de los derechos y una creciente supresión de la disensión.

LIBERTAD EN INTERNET

   Las restricciones a la libertad en Internet han sido hasta ahora menos graves que las que se imponen a los medios tradicionales pero "la brecha se está cerrando" ante la represión que están ejerciendo los gobiernos a la actividad en la red, según el informe.

   Así, en algunos países ha aumentado la censura y la vigilancia, se han adoptado nuevas leyes represivas, se han impuesto castigos penales y se ha arrestado a usuarios.