Libia.- Enfrentamientos entre paramilitares y combatientes islamistas en Benghazi dejan diez muertos

Actualizado 06/07/2015 2:20:26 CET

((ESTA NOTICIA SUSTITUYE A LA ANTERIOR SOBRE EL MISMO TEMA POR ERROR EN EL TITULAR))

BENGHAZI (LIBIA), 31 (Reuters/EP)

Fuertes enfrentamientos se han desatado este sábado entre fuerzas del general renegado Jalifa Haftar y combatientes islamistas en la ciudad oriental libia de Benghazi, que acabaron con la vida de al menos diez personas y provocaron daños en el aeropuerto a causa del impacto de varios cohetes, según han confirmado fuentes médicas y militares.

Libia es presa de la violencia de grupos armados rivales que ayudaron a derrocar a Muamar Gadafi en el año 2011, en una lucha por dominar la política y los vastos recursos petroleros del país.

En Benghazi, fuerzas de Haftar han estado combatiendo contra brigadas islamistas, incluyendo a Ansar al Sharia, a la que Washington culpa por un ataque contra el consultado de Estados Unidos en el año 2012, en el que murió el embajador estadounidense.

Este sábado, fuerzas islamistas han intentado avanzar hacia el área de Benina, donde está ubicado un aeropuerto civil y militar bajo el control de las fuerzas de Haftar. Los islamistas ya se han hecho con el control de varios campamentos del Ejército este mes.

El aeropuerto civil fue alcanzado por cohetes Grad, tal y como han confirmado residentes y fuentes militares. Al menos diez soldados de las fuerzas de Haftar murieron y 25 resultaron heridos, según ha informado a la agencia Reuters un médico de un hospital local.

A las potencias occidentales les preocupa que Libia se convierta en un Estado fallido debido a que un débil Gobierno central no puede controlar a los grupos armados rivales en una nación con demasiadas armas.

Altos funcionarios y el Parlamento electo se han reubicado en la remota ciudad oriental de Tobruk tras perder el control de la capital, Trípoli, donde gobierna una alianza de grupos armados. Las nuevas fuerzas que controlan Trípoli, lideradas por brigadas de la ciudad occidental de Misrata, han ayudado a instalar a un Parlamento y primer ministro alternativos y afines a los islamistas.

En un discurso emitido por televisión, Omar al Hasi, que no es reconocido como primer ministro a nivel internacional, dijo que su Gobierno quería sacar a Libia de la crisis y buscar la reconciliación nacional.

"Rechazamos el terrorismo. No estoy con un grupo, partido, operación o ciudad específica, sino que defiendo un Gobierno para todos los libios", declaró en aquel momento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies