Lula da Silva confirma que quiere volver a ser presidente tras la condena por corrupción

Luiz Inácio Lula da Silva
REUTERS / NACHO DOCE
Actualizado 13/07/2017 18:52:08 CET

BRASILIA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ha confirmado este jueves su intención de presentarse a las elecciones de 2018 como candidato del Partido de los Trabajadores (PT), un día después de ser condenado en primera instancia a nueve años y medio de cárcel por corrupción.

"Quiero decir a mi partido que voy a reivindicar mi derecho a situarme como aspirante a la Presidencia de la República en 2018", ha anunciado Lula, en un discurso ante seguidores en el que ha denunciado los intentos de una parte del sector político y judicial por "apartarle del juego político".

En este sentido, ha defendido su inocencia y ha negado irregularidades en relación al tríplex de Guarujá (Sao Paulo), supuestamente vinculado a una trama de corrupción y sobornos en torno a la empresa Petrobras. Para Lula, todo el caso se ha cimentado sobre una "mentira", según medios brasileños.

"La única prueba que existe en este proceso es la de mi inocencia", ha proclamado Lula, que se sienta víctima de un "golpe" político que se habría iniciado con el cese de su sucesora, Dilma Rousseff, apartada del cargo tras un 'impeachment' o juicio político.

CONDENA

Lula, que gobernó Brasil durante ocho años (2003-2011), es el primer expresidente en ser sentenciado por corrupción en el gigante sudamericano. Además de los nueve años y seis meses de prisión por corrupción pasiva y blanqueo de capitales, el fallo del juez federal Sergio Moro también contempla la inhabilitación para cargo público por un período de 19 años.

El juez ha concluido que existen pruebas suficientes para condenar a Lula por el dudoso rastro de 3,7 millones de reales (1 millón de euros). En concreto, la sentencia asume que las entrega y reformas detectadas en la vivienda de lujo en Guarujá correspondían en realidad a sobornos de la compañía OAS.

"El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva tenía un papel relevante en el esquema criminal", ha argumentado Moro, quien ha recordado que el propio acusado admitió en su interrogatorio que era quien tenía "la última palabra" en relación a ciertos nombramientos o adquisiciones de Petrobras.

Tanto la defensa como la Fiscalía han anunciado que recurrirán el fallo, con fines contrarios. Mientras que los abogados de Lula reclaman la absolución tras una condena "especulativa" y "políticamente motivada", desde el Ministerio Público sostienen que la pena debería ser aún mayor que los nueve años y medio dictados por Moro.

Lula ha prometido este jueves que recorrerá "todas las instancias" hasta demostrar su inocencia, mientras desde su partido ya atisban un horizonte convulso. El senador Lindbergh Farias ha aclarado que no van a proponer "inmediatamente" a Lula como candidato, mientras que la presidenta nacional del PT, Gleisi Hoffman, ha subrayado no van a "admitir" una votación en la que el principal baluarte de la formación no esté presente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies