Maduro anuncia la introducción de visados obligatorios para los ciudadanos estadounidenses

Publicado 01/03/2015 1:06:18CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha anunciado este sábado una serie de medidas "en contra" de Estados Unidos y en "reciprocidad", entre las que se incluye la prohibición de entrada a varios de sus ciudadanos, como el expresidente George W.Bush, y la introducción de un visado obligatorio.

"Me he visto obligado a tomar un conjunto de medidas diplomáticas y políticas en contra del Gobierno de Estados Unidos", ha afirmado Maduro, que ha advertido de que Venezuela "se respeta" y que este conjunto de normas son "obligatorias y necesarias".

El mandatario ha decidido implantar un sistema de visado obligatorio, que deberá solicitar todo ciudadano estadounidense que quiera visitar Venezuela. Maduro ha explicado que esta medida se toma "por reciprocidad" y ha anunciado que se cobrará por este visado en dólares "y al mismo precio" que el estadounidense.

"El que quiera venir es bienvenido, ya sea de turismo, para actividades culturales, deportivas, educativas, deportivas, siempre serán bienvenidos, pero tendrán su visa", ha subrayado el presidente venezolano en su discurso.

Maduro también ha anunciado la prohibición de entrada al país de varios funcionarios estadounidenses que han "incurrido en delitos de violación de Derechos Humanos". En esta lista se encuentran el expresidente George W.Bush, el expresidente Dick Cheney, el exdirector de la CIA George Tenet o varios congresistas como Marco Rubio o Bob Menendez.

REDUCCIÓN DE PERSONAL

Por otro lado, Maduro ha ordenado a la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, que reduzca y limite el número de funcionarios estadounidenses destinados en la Embajada del país en Venezuela. "Ellos tienen 100 funcionarios, nosotros tenemos 17 allá. Igualdad", ha afirmado.

En esta línea, el mandatario ha ordenado que todo funcionario estadounidense que quiera celebrar una reunión deberá notificarla a las autoridades previamente. "Se acabaron las reuniones conspirativas", ha advertido Maduro, que ha vuelto a declararse "en contra de la oligarquía imperial estadounidense".

La adopción de estas medidas tiene lugar después de que Maduro haya denunciado un supuesto intento de golpe de Estado, que ha provocado la detención del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y tras el que según el mandatario se encontraban las autoridades estadounidenses.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies