Más de 3,5 millones de niños en Irak están sin escolarizar debido a la violencia

Niñas y niños desplazados en Bagdad
AHMED SAAD / REUTERS
Publicado 22/05/2017 21:34:43CET

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha advertido este lunes de que, debido al conflicto y a la violencia en Irak, más de 3,5 millones de niños iraquíes no están escolarizados, lo que implica que corren un mayor riesgo de ser víctimas de matrimonios forzados o reclutados por grupos armados.

"El futuro de Irak, su seguridad económica y su prosperidad depende de que se produzca un aumento en la inversión en educación hoy en día", han alertado este lunes desde UNICEF. La organización ha presentado un informe realizado en colaboración con el Ministerio de Educación de Irak, titulado 'Los Costes y Beneficios de la Educación en Irak'.

De acuerdo con el documento, el Gobierno de Irak ha perdido cerca de 1.000 millones de dólares en fondos para salarios no ejecutados debido a los altos niveles de abandono escolar durante el curso 2014-2015.

La falta de inversión en educación pone en jaque el futuro de millones de niños iraquíes. A día de hoy, más de 3,5 millones de menores no van a la escuela, lo que, según UNICEF, los convierte en víctimas más vulnerables a la explotación sexual y laboral.

La mitad de las escuelas y centros educativos de Irak necesitan con urgencia reformas y reparaciones. Miles de niños están abandonando su educación mientras que el resto están teniendo graves dificultades con sus notas y rendimiento.

"Los niños en Irak están sufriendo prolongados periodos de conflicto. Sin un acceso equitativo a una educación de calidad, los niños están en riesgo: estamos hablando de perder a una generación entera de jóvenes", ha explicado el director regional de UNICEF para Oriente Próximo y el norte de África, Geert Cappelaere.

"Invertir en educación es cumplir con un derecho fundamental para cualquier niño o niña y es esencial para el desarrollo de un país, además de ser la mejor medicina contra el extremismo", ha añadido.

De acuerdo con las investigaciones de UNICEF para el informe, uno de cada cinco niños que dejaron la escuela antes de completa su educación primaria lo hicieron por motivos económicos.

Los menores en Irak son los más afectados por el conflicto armado y los desplazamientos internos que se producen como consecuencia. La inseguridad económica afecta a casi un 40 por ciento de las familias desplazadas y prácticamente la mitad de los menores que son desplazados internos no están escolarizados.

En algunas de las zonas más afectadas por la violencia, la tasa de abandono escolar supera el 90 por ciento. "Todos los niños de Irak deberían contar con los recursos que necesitan para alcanzar su máximo potencial educativo, aunque eso implique nuevas aulas, programas educativos acelerados, profesores motivados o material escolar", ha concluido Cappelaere.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies