México denuncia el envío de agentes a la frontera con EEUU por parte del gobernador de Texas

Actualizado 05/07/2015 6:38:24 CET

AUSTIN (EEUU), 11 Sep. (Reuters/EP) -

El Gobierno mexicano ha condenado el despliegue de las tropas de la Guardia Nacional de Texas en la frontera entre México y Estados Unidos y ha denunciado que el gobernador, Rick Perry, autorizó esta acción por motivos políticos.

México ha enviado este jueves un comunicado a su Embajada en Washington en el que "subraya que es irresponsable manipular la seguridad de la frontera por razones políticas". "La medida unilateral tomada por el Gobierno de Texas es, sin lugar a dudas, errónea y no contribuye a los esfuerzos con los que se han comprometido ambos países para construir una frontera segura y dar una solución al fenómeno de la inmigración", añade.

Perry, posible candidato a las elecciones primarias del Partido Republicano, ha anunciado el envío de hasta 1.000 tropas a la frontera mexicana para detener la actividad criminal causada por los cárteles de la droga y ha acusado al presidente, Barack Obama, de no hacer lo suficiente para asegurar la frontera. La medida de Perry podría costar al menos 12 millones de dólares al mes (cerca de 9,3 millones de euros).

El gobernador ha justificado que el despliegue era necesario porque la Patrulla de Fronteras de Estados Unidos estaba desbordada atendiendo a los niños procedentes de América Latina que cruzan la frontera de manera ilegal. Según Perry, las tropas de la Guardia Nacional de Texas están trabajando con las fuerzas de seguridad del estado para apoyarse mutuamente.

Los críticos han cuestionado el gasto y han asegurado que los datos muestran que la llegada de niños se ha reducido, sin embargo, se han enviado más agentes a la frontera. También han recordado que la Guardia Nacional no tiene poder para arrestar.

El número de niños que cruzaron la frontera por su propio pie para entrar en Estados Unidos de forma ilegal cayó un 70 por ciento entre junio y agosto, según dijo el lunes el Secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson.