Milicias chiíes arrebatan a Estado Islámico una "importante posición" al oeste de Mosul

Milicias chiíes en la ofensiva sobre Mosul
REUTERS
Publicado 15/12/2016 4:29:24CET

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas de Movilización Popular, una coalición de milicias chiíes, han asegurado este miércoles haber arrebatado al grupo yihadista Estado islámico una "importante posición" al oeste de la localidad de Mosul.

Un oficial militar de la coalición ha detallado que las milicias se han hecho con el control de la localidad de Ashwah y los pueblos de Hwetla y Hussein Jomaa, destacando su relevancia estratégica.

"La localidad de Ashwah era la posición más importante de Estado Islámico en la zona. Hacerse con el control de la misma elemina la amenaza para Tel Afar", ha agregado, según ha informado la cadena de televisión kurda Rudaw.

Las Fuerzas de Movilización Popular se han desplegado en el oeste de Mosul con el objetivo de cortar el paso a los miembros de Estado Islámico que pretendan huir hacia los territorios bajo su control en Siria cruzando la frontera.

Hasta la fecha, han recapturado una base aérea en el sur de la localidad de Tal Afar, situada a unos 60 kilómetros al oeste de Mosul, así como decenas de localidades y aldeas situadas en sus alrededores.

A pocos kilómetros hay desplegadas varias unidades de combatientes peshmerga, por lo que las fuerzas iraquíes mantienen sellado por completo el flanco oeste de Mosul.

Jafaar Hussaini, portavoz de Kataib Hezbolá, una de las milicias chiíes que participa en la ofensiva, explicó el martes que la estrategia es continuar avanzando hacia el oeste y así despejar la región fronteriza con Siria por completo.

El otro grupo chií más relevante, la milicia Badr, está tratando de hacerse con el control de todas las aldeas que rodean Tal Afar, para "aislar a Estado Islámico y estrechar el cerco en torno a sus milicianos".

Las fuerzas iraquíes desplegadas en el oeste de la ciudad están avanzando muy lentamente, debido a que hay una gran cantidad de pequeñas aldeas esparcidas por las afueras de Mosul que los soldados chiíes están teniendo que liberar una por una.

Si el Ejército iraquí consigue asegurar la región fronteriza con Siria en Irak, que desde 2014 ha estado en las manos del Estado Islámico, supondrá un duro golpe para el grupo yihadista, que se encontrará incomunicado con el resto de sus fuerzas en el este de Siria.

La derrota de Estado Islámico en Mosul, la mayor ciudad que controla en Irak y en Siria, supondría un duro varapalo para el 'califato' que el grupo declaró en 2014.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies