MSF vuelve al norte de Yemen tras su retirada hace seis meses a causa de los bombardeos

 

MSF vuelve al norte de Yemen tras su retirada hace seis meses a causa de los bombardeos

Hospital yemení apoyado por MSF que quedó destruido por un bombardeo saudí
RAWAN SHAIF
Publicado 03/03/2017 20:50:49CET

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) ha reiniciado su trabajo ese viernes en el norte de Yemen, en el distrito de Haydan, seis meses después de su retirada de la zona debido a los continuos bombardeos de sus instalaciones por todo el país.

Después de que el pasado 15 de agosto tuvieran lugar ataques aéreos contra dos instalaciones de MSF en Yemen que se saldaron con la muerte de 19 personas y más de 24 heridos, la ONG decidió evacuar a la mayor parte de su personal en las gobernaciones de Hajjah y Saada.

No obstante, seis meses después MSF ha decidido volver para asistir a las más de 200.000 personas que se han quedado sin atención médica. "La situación empeora cada día en Yemen y la necesidad de atención médica continua aumentando", ha explicado Ghassan Abu Chaar, representante de MSF en Yemen. "El hospital más cercano está a dos horas de Haydan, pero con la escasez de combustible, la gente tiene dificultades de acceso", ha añadido.

En los últimos dos años, un gran número de centros de salud en Yemen han sido objetivo de ataques aéreos, incluido el hospital de Haydan. Los bombardeos han debilitado sobremanera el sistema de salud yemení y han conseguido infundir a la población civil miedo a acudir a los centros de salud, ya que son un blanco común por parte de los beligerantes.

"El reinicio de nuestro trabajo en el hospital de Haydan, así como la ubicación del centro, han sido comunicados a todas las partes en el conflicto, y esperamos que respeten su integridad", ha apuntado Abu Chaar. "La población de Yemen debe tener acceso seguro a los hospitales y otros servicios de salud", ha concluido.

El conflicto entre el Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi y los huthis, que cuentan con el respaldo de Irán y junto a los que combaten las tropas leales al expresidente Alí Abdulé Salé, estalló hace casi dos años y ha causado estragos en el país. Al menos 10.000 personas han muerto en esta guerra, que ha provocado una de las peores crisis humanitarias del mundo

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies