La munición usada en el asesinato de una concejal de Río de Janeiro habría sido robada a la Policía

La policia en la escena del asesinato
REUTERS / RICARDO MORAES
Publicado 17/03/2018 7:04:11CET

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro brasileño de Seguridad Pública, Raúl Jungmann, ha asegurado este sábado en una rueda de prensa que la munición utilizada en el asesinato de la concejal Marielle Franco el pasado miércoles, fueron robadas de un cargamento de la Policía Federal, según informa la cadena de televisión brasileña R7.

Según ha asegurado Jungmann, la investigación policial ha determinado que las balas habrían sido sustraídas de un paquete con destino a una Comisaría que se encontraba una oficina de Correos "años atrás".

"La Policía Federal ha abierto más de 50 investigaciones paralelas con el objetivo de encontrar esa munición desaparecida. Así que creo que esas cápsulas encontradas en la escena del crimen han debido ser robadas", ha afirmado. Según el ministro, el cargamento robado habría sido dividido en tres partes y repartido por el país.

Jungmann ha asegurado que los restos de bala encontrados en el lugar donde Marielle fue hallada muerta van a ser analizados por un experto forense con el objetivo de determinar su origen. Según las informaciones recogidas por el diario local 'Folha de Sao Paulo', las balas pertenecen a un lote comprado por la Policía en diciembre de 2006. Sin embargo, por el momento no se ha podido determinar quién estuvo detrás de los asesinatos.

Franco, de 38 años y estrella emergente del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), fue asesinada a tiros junto al conductor del vehículo --Anderson Pedro Gomes-- en el que viajaba en la zona norte de Río de Janeiro.

El suceso tuvo lugar el miércoles por la noche y los investigadores sospechan que tiene que ver con la labor política de la concejal, crítica con la violencia policial.

El presidente de Brasil, Michel Temer, condenó este hecho "inaceptable, inadmisible, como todos los demás asesinatos que tienen lugar en Río de Janeiro", informa la Agencia Brasil.

Asimismo, destacó la labor de la fallecida en favor de "la paz y la tranquilidad" en la ciudad y reiteró el compromiso de su Gobierno para terminar con la criminalidad "desenfrenada".

"Es demasiado pronto para decirlo, pero obviamente vemos este asesinato como una respuesta a su trabajo político, que es la principal teoría", explicó un fiscal citado por la agencia de noticias Reuters. Franco, de hecho, habían denunciado el domingo la intervención del Ejército para reforzar la seguridad en Río de Janeiro.