El número de ataques de piratas somalíes cae a su nivel más bajo desde 2009

Piratas somalíes son capturados en aguas de Somalia
© HO NEW / REUTERS
Actualizado 22/10/2012 20:44:52 CET

LONDRES, 22 Oct. (Reuters/EP) -

El número de ataques de piratas somalíes ha disminuido de los 199 casos registrados entre enero y septiembre de 2011 a 70 en el mismo período este año, alcanzando sus niveles más bajos desde 2009, gracias a la severa acción de buques de otros países en la zona y de equipos de seguridad privada armados que consiguieron disuadir a las bandas piratas, según ha informado este lunes la Oficina Marítima Internacional (IMB).

Durante el tercer trimestre del año, sólo se ha conocido un caso de un ataque de piratas somalíes. Sin embargo, la piratería ha aumentado en el oeste de África, según el IMB. Asimismo, ha afirmado que, en todo el mundo, el número de ataques de piratas somalíes se redujo a 233, en 2012, en comparación con los 352 en 2011, su nivel más bajo desde 2008, cuando la cifra se situó en 19.

"Nos alegramos del gran éxito que han tenido los barcos internacionales al localizar acciones de bandas piratas en las peligrosas aguas de Somalia asegurándose de que estos criminales son detenidos antes de que puedan ser una amenaza para las embarcaciones", ha declarado el director del IMB, Pottengal Mukundan.

"Que los secuestros hayan disminuido es una buena noticia, pero no puede haber lugar para la complacencia: estas aguas son todavía extremadamente peligrosas y la presencia naval debe mantenerse", ha añadido.

Barcos de la UE, la OTAN y otros países como Rusia han intensificado sus acciones preventivas contra los piratas, incluidos ataques contra sus bases en la costa somalí y la utilización de un mayor número de guardias armados a bordo así como de otras medidas.

El analista de los servicios de inteligencia Rory Lamrock ha señalado que la piratería es por el momento menos atractiva para las bandas, pero dependerá del mantenimiento de la seguridad. "Los logros son todos reversibles, porque las principales condiciones en tierra, tales como pobreza, inseguridad, distribución de armas de fuego y la falta de desarrollo institucional, permanecen en gran medida sin cambios", ha subrayado Lamrock. "Si las medidas de seguridad se rescinden, sería muy sencillo para los piratas reanudar su actividad a niveles similares a los últimos años", ha añadido.

Mientras tanto, la piratería va en aumento en el otro lado de África en el Golfo de Guinea. "La piratería en el Golfo de Guinea está aumentando peligrosamente y se dirige hacia el oeste desde Benin hasta Togo", según la Oficina Marítima Internacional. "Los ataques son a menudo violentos, planeados y destinados al robo de productos refinados de petróleo, que pueden ser fácilmente vendidos en el mercado abierto", ha añadido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies