La ONU alerta de una nueva milicia en Kasai que ha asesinado, quemado y mutilado a civiles

 

La ONU alerta de una nueva milicia en Kasai que ha asesinado, quemado y mutilado a civiles

Zeid Raad al Hussein, Alto Comisionado de DDHH
REUTERS / PIERRE ALBOUY
Publicado 20/06/2017 14:19:13CET

Zeid vuelve a pedir al Consejo de Derechos Humanos una investigación internacional independiente para esta zona de RDC

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, ha denunciado este martes la aparición de una nueva milicia en la región congoleña de los Kasais, presuntamente leal al Gobierno del país, que en las últimas semanas ha asesinado, quemado y mutilado a civiles.

Según ha explicado, esta milicia, llamada Bana Mura, presuntamente apoya a las autoridades en la lucha contra la milicia Kamuina Nsapu, y ha realizado "ataques horribles contra civiles de los grupos étnicos luba y lulua".

Refugiados de la zona de Kamonya han contado a la ONU que en los dos últimos meses los integrantes de esta milicia "han matado a tiros, con hachas o quemado hasta la muerte, y mutilado a cientos de residentes, además de destruir decenas de localidades".

"Mi equipo ha visto niños de tan solo 2 años cuyas extremidades han sido cortadas, muchos bebés tenían heridas de machete y quemaduras graves", ha precisado durante una sesión sobre República Democrática del Congo (RDC) en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. "Al menos dos mujeres embarazadas fueron abiertas en canal y sus fetos mutilados", ha precisado.

En la localidad de Cinq, ha añadido, decenas de hombres, mujeres y niños de las comunidades luba y lulua fueron asesinados a tiros y con machetes o quemados vivos el pasado 24 de abril, mientras que cientos de asaltantes mataron a unas 90 personas en un ataque contra el centro de salud de la localidad, incluido personal médico.

"En los dos últimos meses se han producido presuntamente ataques similares en más de 20 localidades en el territorio de Kamonya y numerosas víctimas y testigos afirman que la milicia está organizada y armada por las autoridades locales", ha precisado el responsable de la ONU.

Algunas víctimas han contado que incluso miembros de las unidades locales del Ejército y la Policía, así como algunos jefes tradicionales, han acompañado algunos de los ataques de Bana Mura y que algunos agentes del estado estarían implicados en el suministro de armas a la milicia.

VIOLACIONES POR EL GOBIERNO Y KAMUINA NSAPU

Por otra parte, Zeid ha señalado que las fuerzas de seguridad han cometido "graves violaciones de los Derechos Humanos" en sus operaciones contra Kamuina Nsapu y ha acusado a la milicia de haber cometido igualmente "serios abusos".

Según ha precisado, su oficina en RDC ha documentado que Kamuina Nsapu ha llevado a cabo "asesinados selectivos, incluidos miembros de las Fuerzas Armadas, la Policía, funcionarios públicos y civiles que percibe que cooperan con las fuerzas de seguridad" en varias localidades de Kamonya.

Además, testigos han contado que Kamuina Nsapu cuenta con muchos menores en sus filas, "algunos de tan solo 7 años" y en la mayoría de los casos "bajo la influencia de las drogas", según Zeid.

Desde que estalló la violencia en agosto pasado entre la milicia Kamuina Nsapu, que toma el nombre de un líder tradicional muerto en un enfrentamiento con la Policía, y las fuerzas gubernamentales, alrededor de 1,27 millones de personas se han visto desplazadas en la región mientras que otras 30.000 han buscado refugio en la vecina Angola.

Por otra parte, ha recordado a las autoridades congoleñas y a las fuerzas de seguridad que su "obligación" es proteger a los ciudadanos y actuar conforme a los principios de los Derechos Humanos, además de "llegar a los autores de las violaciones de Derechos Humanos ante la justicia". Sin embargo, ha lamentado que hasta el momento esto no ha ocurrido pese a sus peticiones y su oferta de ofrecer asistencia.

Ante esta situación, y tras recordar que dos expertos de la ONU fueron secuestrados en esta zona de RDC el pasado mes de mayo, Zeid ha vuelto a solicitar al Consejo de Derechos Humanos "el despliegue de una investigación internacional independiente sobre la situación de los Derechos Humanos en los Kasais, en cooperación con las autoridades, su oficina y otras miembros del sistema de la ONU". Asimismo, ha adelantado que estará en contacto con el Tribunal Penal Internacional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies